El desembarco de Sergio Massa como superministro generó fuertes cambios en la estructura del Gobierno. Daniel Scioli dejará el Desarrollo Productivo y volverá a Brasil como embajador, mientras que Carlos Castagneto reemplazará a Mercedes Marcó Del Pont en la AFIP. Julián Domínguez sale de Agricultura y Silvina Batakis pasa al Banco Nación.

Massa llega empoderado al Gobierno y ocupará los principales casilleros del gabinete económico con soldados propios. Por el momento la única excepción será la AFIP, dónde asumirá un hombre del kirchnerismo. Castagnetto sucederá a Marcó Del Pont, que a su vez reemplazará a Gustavo Béliz en Asuntos estratégicos.

La partida de Béliz, uno de los funcionarios más cercanos a Alberto, fue la primera de una serie de cambios que se conocieron minuto a minuto.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los anuncios fueron saliendo a medida que se cerraban las negociaciones. Scioli, que había llegado poco tiempo atrás al Gobierno, volverá a Brasil. Más efímero fue el paso de Batakis por Economía: entró al gabinete tras la intempestiva renuncia de Guzmán y, a horas de reunirse con Kristalina Georgieva, asumirá en el Nación.

Lo mismo ocurrirá con el ministro de Agricultura. Domínguez era uno de los funcionarios que había entrado para darle volúmen político al gabinete. Tras asegurar que no habría dólar diferenciado para el Campo, el Central lo desautorizó y lanzó un dólar sojero con la intención de que el agro liquide la cosecha retenida.

“El presidente Alberto Fernández decidió reorganizar las áreas económicas de su gabinete para un mejor funcionamiento, coordinación y gestión. En ese sentido, se unificarán los ministerios de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca, incluyendo además las relaciones con los organismos internacionales, bilaterales y multilaterales de crédito”, detalla un comunicado que envió Presidencia.