La autopartista Hutchinson, con 120 plantas alrededor del mundo, inició el proceso de cierre de su planta en Martínez, en la provincia de Buenos Aires, y anunció  que deja sus operaciones en Argentina por una profunda retracción del mercado doméstico y de exportación.

Desde la empresa justificaron su decisión en base a la crisis económica que vive la Argentina hace más de un año aunque también alegaron “falta de competitividad de la plaza local y el alto costo de mantener la empresa en funcionamiento”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La apertura a la importación tanto de autos terminados como de autopartes pone a la industria automotriz en una situación delicada. Los datos que manejan las cámaras del sector señalan que mientras la producción nacional de vehículos cayó un 7,4%, las compras de autopartes al exterior se aumentaron un 3%.

La empresa les ofreció a los empleados a través del sindicato indemnizaciones que van desde los 500 mil pesos hasta los 4 millones. Ahí se contempla el preaviso y una gratificación extraordinaria del 150% sobre la antigüedad. En ese marco el sindicato se comprometió a mantener la paz social hasta que se haga efectivo el cierre de la planta