La Junta Interna de ATE Promoción Social CABA, denuncia el vaciamiento de políticas públicas en la Dirección de Niñez, precarización laboral y despidos a trabajadores esenciales. El sindicato señala que el desguace es protagonizado por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, en medio de una nueva ola de Covid-19. Asegura que desde finales del año pasado y lo que va de este, un 20% del personal quedó sin empleo.

Se declaran en estado de alerta y movilización ante la crítica situación laboral que padecen. Denuncian que los despidos se vienen ejecutando en forma paulatina desde el año pasado en el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat (MDHH) con una carga de violencia machista y de género.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Nadia Polanco es secretaria general de la Junta Interna ATE Promoción Social y en diálogo con Tiempo expresó que siguen “denunciando el deterioro y vaciamiento de las políticas públicas que apuntan a brindar ayuda a las personas más necesitadas de la sociedad”.

La mujer cuenta que resulta imperdonable que “en la Ciudad más rica del país siga sin haber -a lo largo de los años- un fortalecimiento de las partidas presupuestarias”. Polanco explicó que los despidos se fueron ejecutando en forma paulatina. “A finales de 2020 dejaron sin empleo a un 5% de trabajadoras y trabajadores. En enero de este año un 5% más, otro 5% en febrero y el mismo porcentaje en marzo. En total, van echando a un 20%”, enumeró.

“Entre todo lo que está pasando analizamos específicamente el caso de una compañera con problemas respiratorios”. Porque significa que “será imposible que consiga otro trabajo durante la pandemia”, expresó la secretaria. Y continuó puntualizando que “esto sucede en una planta altamente feminizada. Por eso acusamos al Gobierno de la Ciudad de ejercer violencia laboral, machista y de género”.

También comunicó que están atravesando una crisis de profunda magnitud “a raíz de los contagios de Covid-19 y la situación de deterioro generalizada”. Y subrayó que “somos quienes hacemos frente todos los días sin la posibilidad de tener recursos acordes y sin un fortalecimiento presupuestario a pesar de haberse votado una ley de emergencia el año pasado”.

“No tenemos testeos, vacunas ni diversas medidas de cuidado para nosotres ni para las poblaciones con las que trabajamos que son las más vulneradas”, reclamó Polanco.

Y cerró remarcando que “por eso denunciamos y lo seguiremos haciendo hasta que tengamos condiciones dignas para trabajar. Si esto sigue así nos veremos obligades a salir a las calles para reclamar nuestros derechos”.

Explican que el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat a cargo de María Migliore, continúa con el desguace de las políticas sociales. Esto sucede en el distrito más rico del país -donde la recaudación es comparable con la ciudad de Madrid- más del 50% de los niños están por debajo de la línea de pobreza, una población por encima de las 7500 personas viven en la calle y más de 300.000 en villas y asentamientos.

Un comunicado emitido por el sindicato denuncia que “están desmantelando la Dirección de Niñez, con el objetivo de llevar los programas de restitución de derechos al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”. El escrito explica que quitar de la órbita del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat las políticas para la niñez y la adolescencia, sin ningún cambio de fondo, “expresa que el Gobierno de la Ciudad no quiere revertir las causas que generan un estado de vulneración permanente en perjuicio de los más necesitados”.

“Nos declaramos en estado de alerta y movilización ante el despido discriminatorio y arbitrario de una compañera”, que desempeñaba tareas en la Gerencia Operativa de Actividades Inclusivas, perteneciente a la Dirección General de Fortalecimiento de la Sociedad Civil, “cuyo director es Mauricio Giraudo, a quien hacemos cargo de ejercer violencia de género y laboral”, plasmaron en el escrito.

Patricio Villani es delegado de Formación y Políticas Públicas de ATE Promoción Social y en diálogo con Tiempo denunció que “estamos sufriendo una nueva ola de Covid-19. Sin embargo, desde que se promulgó la ley de emergencia económica en la Legislatura porteña a mediados del año pasado, con la supuesta impronta de ‘fortalecer los ministerios más esenciales’, están realizando un vaciamiento de las políticas públicas más sensibles”. Continuó puntualizando en que “hubo un gran recorte en el presupuesto que va a la caja central”.

Villani señaló que el ministro de Hacienda y Finanzas Martín Mura, y el jefe de Gabinete Felipe Miguel, son quienes “le meten presión al MDHH para que reduzca el presupuesto asignado para áreas estratégicas”, como así también en detrimento del personal, “especialmente con quienes están bajo contratos porque son el eslabón más débil en el trabajo”.

Aseguró a este diario que son alrededor de un tercio de “personas contratadas bajo modalidades fraudulentas”, y que los programas más sensibles “están sostenidos casi al 100% por trabajadores precarizados”.

“Todo esto impacta directamente en quienes venimos sosteniendo todo durante la pandemia” y que lo “hemos dado todo”, enfatizó Villani. Y puntualizó en que “ahora estamos a merced de estos ajustes y en realidad el Gobierno de la Ciudad tendría que estar fortaleciendo todas estas políticas públicas”.

“Nosotros visibilizamos el caso de la niña que raptaron hace poquito, M. Lo hicimos porque muestra cómo Larreta tiene responsabilidad directa sobre la cantidad de personas que hay en situación de calle y la precariedad habitacional en las villas”, aseveró el delegado.

“Sabemos que el presupuesto que se guarda va a la caja central y que luego es redireccionado para el presupuesto de publicidad”, ahondó Villani y advirtió que, “así financian la campaña electoral del Pro hace 14 años”.

El sindicalista recordó que existe la causa de los “afiliados truchos vía el ANSES, y otras vinculadas a obligar a las trabajadoras a hacer proselitismo para el Pro”. Y subrayó que todo lo que está haciendo el Gobierno de la Ciudad en detrimento del sector “lo hace en función de las elecciones. Y en realidad tendría que estar promoviendo derechos”.

Visibilizan el despido de la trabajadora con problemas respiratorios porque “nos resulta paradigmático”. Porque la ministra María Migliore recientemente “lanzó una agrupación que se llama ‘La Popular’, que tuvo dos intervenciones públicas, el pasado 8 y 24 de marzo”, repasó Villani. Y explicó que “supuestamente con perspectiva de género y feminista”. Pero lo concreto es que tienen a una compañera que es licenciada en ciencias ambientales y que “viene desarrollando sus tareas desde 2016 en la Gerencia Operativa de Actividades Inclusivas, perteneciente a la Dirección General de Fortalecimiento de la Sociedad Civil y, sin embargo, fue despedida como consecuencia de los recortes”.

El delegado detalló a este diario que en los argumentos del despido pusieron que es una persona “que está inhabilitada para ir a la tarea presencial por ser población de riesgo. Ella padece asma bronquial, es madre y está a cargo de los cuidados integrales de su hija porque no tiene con quien dejarla”.

También explicó que desde el comienzo de la pandemia la trabajadora desarrolló sus tareas de manera virtual y que está demostrado que lo hizo cumpliendo con horarios exorbitantes: “La despidieron porque es parte del eslabón más débil del trabajo. Pero ella está organizada sindicalmente con nosotros, no la vamos a abandonar y saldremos a las calles si es necesario”.

Recordó con mucho orgullo que sus compañeros de trabajo detectaron rápidamente la situación de la mujer como una injusticia y “analizamos su caso desde una perspectiva de género”. Villani finalizó diciendo que consideran lo ocurrido “un acto de violencia institucional, laboral y machista”.