El presidente Alberto Fernández anunció esta noche una serie de medidas que regirán desde las cero horas del viernes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El objetivo de contener el crecimiento de los contagios de coronavirus, que hoy ascendieron a 25.157 casos, con 368 decesos.

Además de restringir la circulación de 20 horas hasta las 6 del día siguiente, y suspender las clases presenciales por dos semanas, el jefe de Estado determinó que las actividades recreativas en lugares cerrados quedan suspendidas por 15 días.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esto incluye a los cines, teatros, gimnasios, boliches bailables, entre otras. Los espacios gastronómicos podrán atender con público dentro del local durante el día, pero a partir de las 20 sólo podrán funcionar con el sistema de delivery. Aunque no fue dicho de modo explícito en el anuncio presidencial, se supone que los trabajadores esenciales tendrán permiso para circular en el horario nocturno.

“En la Argentina el avance de la pandemia nos está exigiendo un poco más. El virus nos está atacando y lejos está de ceder”, remarcó el presidente.