El expresidente brasileño Luiz Inácio da Silva, favorito en las encuestas a ganar en primera vuelta las elecciones de octubre de 2022, tendrá una agenda política, institucional y sindical durante su visita a la Argentina, que se iniciará oficialmente el próximo viernes, según informó su oficina de prensa en San Pablo.

Lula se reunirá en la Casa de Gobierno con el presidente Alberto Fernández el viernes, tras lo cual recibirá el Premio Azucena Villaflor, entregado a los defensores de los derechos humanos y establecido en 2003 por el expresidente Néstor Kirchner.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

De acuerdo a un texto difundido por allegados a Lula, el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) participará también del acto del Día de los Derechos Humanos y el Día de la Democracia, al lado del Jefe de Estado argentino y de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Lula además será homenajeado “por su lucha contra el Lawfare, el abuso de la Justicia para alcanzar objetivo políticos e ilegítimos», dice el comunicado, que indica que la ceremonia también será encabezada el viernes por el presidente Fernández en la casa de gobierno.

El sábado, tendrá un encuentro con dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

La visita de Lula, de 76 años, ocurre en medio de un proceso de construcción política para su candidatura, aún no oficializada por parte del PT. También coincidirá con el lanzamiento de la biografía escrita por el consagrado periodista Fernando Morais, -amigo personal del expresidente brasileño desde hace más de cuatro décadas- que destaca la visita que Alberto Fernández le hizo a Lula en la prisión, en la ciudad de Curitiba.

«Alberto Fernández abandonó una campaña dificilísima en la Argentina para venir a Curitiba en su nombre y el de su vice, Cristina Fernández de Kirchner, a visitar a Lula, incluso sabiendo que el viaje era una gran excusa para sus adversarios de la derecha. Vino y ganó la elección», escribe Morais en un trecho del primer capítulo.

Una fotografía de Alberto Fernández con una gorra con la inscripción ‘Lula Livre» (en portugués) forma parte las imágenes del libro.