El presidente Alberto Fernández prorrogó esta semana la moratoria previsional, a horas del vencimiento de la ley sancionada en el 2014. En Diputados, quedó pendiente el tratamiento del proyecto del kirchnerismo que fue aprobado en el Senado a fines de junio.

La iniciativa impulsada por los senadores del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti (Mendoza) y Mariano Recalde (CABA), comenzó a ser debatida antes del receso invernal del Parlamento, en una reunión informativa que realizó la comisión de Previsión y Seguridad Social que encabeza Marisa Uceda, en la que participaron especialistas en la materia y funcionarios de ANSES. Pero la iniciativa será analizada por más comisiones, ya que tuvo giro a Presupuesto y Hacienda, que preside Carlos Heller, y a Trabajo, cuya presidenta es Vanesa Silley; ambos, del oficialismo. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La iniciativa permitirá regularizar aportes hasta diciembre de 2008, inclusive, con una modalidad de pago en cuotas que serán descontadas del haber jubilatorio y que, de acuerdo a la cantidad de años a cancelar, serán 1, 30, 60 o 120 cuotas. También están contempladas dentro del proyecto las personas a las que les falten hasta cinco años para llegar a la edad jubilatoria, pero no puedan llegar al mínimo de aportes. En estos casos, podrán acceder a Unidades de Cancelación de Aportes, equivalentes a un mes de servicios, con un valor fijo del 29% de la base mínima imponible de remuneración. 

Parte del oficialismo tiene como objetivo regularizar la situación de cerca de 800 mil personas que están en edad de jubilarse, pero no tienen los años de aportes necesarios. La estrategia será continuar con su debate en agosto, cuando se retomen las actividades. El oficialismo deberá acordar con otros bloques para poder convertirla en ley. Podrían ser los diputados del Interbloque Provincias Unidas, ya que en la Cámara Alta fue acompañado por el rionegrino Alberto Weretilneck y por la misionera Magdalena Solari Quinta. También por la cordobesa Alejandra Vigo, cuyo bloque en Diputados cuenta con tres representantes.  

Por otro lado, la izquierda podría adherir, aunque presentó su propio proyecto de moratoria previsional. Con la firma de Myriam Bregman, Nicolás del Caño y Alejandro Vilca, de las bancas del PTS en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad en la Cámara de Diputados, se presentó el proyecto de “Plan de Regularización Permanente de Deudas Previsionales”. El mismo prorroga la moratoria previsional de forma permanente y permite la inclusión de varones, sin distinción de género. El proyecto del Frente de Izquierda restablece “la posibilidad de las mujeres de adherir al régimen de regularización de deudas de la Ley 26.970 como medida inmediata”.

En Juntos por el Cambio, ya adelantaron que no acompañan la iniciativa por considerarla “un parche» y que presentarán su propio dictamen. Además, señalan que «no solo no es una solución de fondo, sino que amplifica los problemas de base respecto a la sustentabilidad del sistema». Otra de las criticas es el costo fiscal que tendrá la medida.