El Senado de la Nación convirtió en ley un proyecto del gobierno nacional para que ANSES pueda blindar los activos del Fondo de Garantías de Sustentabilidad del sistema previsional. En la segunda sesión consecutiva de esta semana, Juntos por el Cambio decidió acompañar en la votación en lo general, por lo que la decisión fue unánima, aunque la oposición votó en contra de tres artículos.

Tal como lo había hecho en Diputados en septiembre, Fernanda Raverta, directora Ejecutiva de la Anses, siguió la sesión desde el palco de prensa de la Cámara que preside Cristina Fernández de Kirchner. Durante el tratamiento del proyecto 11 senadores tuvieron entre 10 y 20 minutos para exponer sobre el tema.

Durante el debate, el oficialismo apuntó contra el gobierno de Mauricio Macri y la política de blanqueo a la que se le llamó Ley de Reparación histórica para los juicios de los jubilados. En ese sentido, el neuquino Oscar Parrilli señaló que a través de esa operatoria fue como el macrismo blanqueó 120 mil millones de dólares que declararon argentinos que tenían en el exterior de manera ilegal, que no habían tributado impuesto. Fue un blanqueo muy generoso, no solamente porque se le permitió seguir teniendo la plata afuera sino porque el impuesto que se le cobraba por esa declaración era muy bajo y así fue como se recaudaron alrededor de 10 mil millones dólares y se fijó que era para los jubilados.

“El gobierno anterior era consciente de que esa plata no alcanzaba para cubrir esto y empezaron a tocar el fondo de garantías, por eso quiero que llamemos a las cosas por su nombre. No hubo ninguna reparación histórica para los jubilados, hubo claramente una acción de blanquear dinero negro en el exterior para muchos de los amigos del gobierno, de los que están en ese famoso círculo rojo”, dijo.

El titular de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Caserio, manifestó: “Jerarquizar el FGS vinculado al fomento de la economía real me parece una decisión estratégica muy significativa, esto marca el horizonte de lo que el presidente quiere: utilizar todas las herramientas para promocionar la producción y el empleo”.

En la oposición, Esteban Bullrich (PRO) advirtió: “Argentina debe tener a sus empleados en blanco, no puede seguir con el nivel de informalidad laboral que tiene, eso afecta directamente a los activos de este fondo. Si no la sensación es que seguimos emparchando y no debatimos soluciones de fondo”. En tanto que el presidente del interbloque Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, defendió la Reparación Histórica y dijo que fue “una buena decisión política”, al igual que destinar lo recaudado del blanqueo para financiar ese programa. El formoseño destacó que “gracias a la Reparación hay 540 mil jubilados que lograron salir del haber mínimo”. “No fue suficiente. Falta mucho más y faltaba mucha más, pero no había revancha” para esos jubilados, agregó.

La ley establece que no se usarán los recursos de este fondo de la Anses para pagar la ley de reparación histórica, que abarca a unas 900 mil personas. Asimismo, propone que se transfiera la responsabilidad del pago al Ministerio de Economía para que el Tesoro abone la deuda con quienes tienen que cobrar mes a mes este resarcimiento. Por otro lado, contempla la reprogramación de las deudas contraídas desde 2016 por 21 provincias con la Anses. De esta forma habrá un programa de refinanciamiento que discutirán cada uno de los gobernadores con el Estado Nacional en un plazo de 8 meses.