A 11 años del lanzamiento de la Asignación Universal por Hijo (AUH), el presidente Alberto Fernández anunció la inclusión de cerca de un millón de niñas, niños y adolescentes a ese sistema de protección social, que otorga un beneficio mensual y que con esta ampliación implicará una inversión del Estado de 30 mil millones de pesos.

La AUH -creada el 30 de octubre de 2009, durante la presidencia de la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner- inicialmente era otorgado a las familias que tuvieran hasta cinco hijos, pero desde ahora quedará formalizada la eliminación de ese tope en la cantidad de niños y adolescentes a cargo.

La decisión de ampliar el alcance de la asignación fue adoptada por Alberto Fernández luego de un estudio exhaustivo de entrecruzado de datos, realizado por la Anses, el organismo estatal encargado de la protección a los jubilados y pensionados y a los sectores vulnerables.

El presidente aseguró que “lo primero” que van a hacer desde el Gobierno nacional es “llevar tranquilidad” a todos “aquellos padres que no pudieron cumplir con los requisitos de escolaridad y vacunación” que son necesarios para acceder a este beneficio, teniendo en cuenta el contexto de la emergencia sanitaria dispuesta por la pandemia por coronavirus.

En un anuncio formulado junto a la titular de la Anses, Fernanda Raverta, Fernández afirmó que desde el Estado “se buscó en medio de la pandemia a las personas sin documentos para incluirlos en los beneficios de la seguridad social. Primero estarán los que están últimos y vamos a seguir con esta política de incorporar beneficiarios al sistema, sobre todo en un momento como el actual, en el cual el 50 por ciento de los chicos menores de 14 años son pobres”, remarcó el presidente.