La reforma de la Corte Suprema de la Nación había comenzado a debatirse en abril en las comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia del Senado de la Nación. Hasta ese momento, el Ejecutivo no tenía intenciones de presentar un proyecto propio y por eso con la presencia de especialistas se debatieron las iniciativas del oficialista Adolfo Rodríguez Saa y los aliados del Frente de Todos, el rionegrino Alberto Weretilneck y la riojana Clara Vega. 

Ahora, con el impulso de los gobernadores peronistas, en el Senado se espera el ingreso del proyecto de ley del gobierno nacional que propone de máxima 25 integrantes en la Corte Suprema de Nación. En principio, ya los gobernadores de Córdoba, Mendoza, Corrientes, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Jujuy que son opositores a la administración nacional se pronunciaron en contra. Pero el oficialismo apuesta a torcer voluntades con la negociación de puestos en el Máximo Tribunal de los senadores radicales jujeños que responden a Gerardo Morales, aunque desde el bloque radical desmientan esa posibilidad.

En Juntos por el Cambio opinan que es “paradójico» que el presidente proponga la ampliación de jueces cuando luego de varios meses de la renuncia de Elena Highton de Nolasco no se cubrió esa vacante que es una cuestión que puede resolver en 10 minutos. «Hay muchas mujeres que están calificadas que pueden ocupar ese cargo”, advierten.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además, anticiparon que no apoyarán al proyecto, por lo que «no va a avanzar, ya que la Constitución exige para cada juez de la Corte el aval de 2/3 del Senado. Sin acuerdo de JxC, nadie podrá ser designado”. Incluso circula la idea más unificada de avanzar con otra propuesta del gobierno de crear un tribunal intermedio que filtre las causas antes de llegar de manera extraordinaria a la Corte. 

Por ahora, no hay convocatoria formal de trabajo para la semana que comienza en las comisiones que tratan los proyectos vinculados a un tema que cierra grietas en el oficialismo, que se encolumna detrás de un mismo enemigo. También, dentro del ala kirchnerista esperan que el presidente Alberto Fernández envíe pronto la iniciativa, ya que esperan que no sea otro de sus anuncios que con los días «da marcha atrás”. 

Son 16 gobernadores los que apoyan un proyecto que lleve la integración del Máximo Tribunal de 5 a 25 integrantes, en donde todas las provincias del país estén representadas. Además, sostienen que la amplitud debe tener paridad de género y debe ser de “carácter federal”.

Además, argumentan que solo en Uruguay la integración es de cinco. “En EE UU son 9; en Brasil, 11; en Colombia, 23; en Chile, 21; en Italia, 15; en México, 11; y en Alemania, 16”.

Los proyectos que se venían debatiendo proponen que el tribunal pase de los 5 ministros actuales a tener entre 9 y 15. Y además que se equilibre la presencia de hombres y mujeres, al igual que la representación de las distintas regiones del país. En el Caso de Weretilneck, que tiene un monobloque en el Senado y que responde a la gobernadora de Río Negro Arabela Carreras, esta semana anunció que el proyecto que proponen los mandatarios provinciales es “inviable” y defendió su propia iniciativa que establece cinco salas de tres magistrados y un presidente rotativo anual.

Pese a que parece mayoritario el rechazo a la ampliación propuesta por los gobernadores y el Poder Ejecutivo, lo cierto es que el debate sobre la ampliación del máximo tribunal está instalado. Y que la mayoría de los proyectos en análisis contemplan una modificación de la composición actual. Algo que hasta hace poco ni siquiera formaba parte de las conversaciones en el Parlamento.  «

Boleta única de papel

Envalentonada, la oposición de la Cámara de Diputados convocó una sesión especial para el miércoles a las 10. Confían en tener 132 votos para darle sanción al proyecto de ley que propone implementar para las elecciones presidenciales del año que viene la boleta única de papel. El oficialismo rechaza la iniciativa por considerar que “el sistema electoral no tiene falencias como para ser modificado”.
El pedido fue presentado con las firmas de diputados de JxC, el interbloque Federal y los libertarios. El dictamen de mayoría contó con 58 firmas, mientras que el FdT, con el acompañamiento del misionero Sartori, logró 57 firmas para el dictamen de rechazo.
En Jxc se aseguraron de tener asistencia perfecta y les pidieron las diputadas que integran el espacio: Margarita Stolbizer y Dolores Martínez que no viajen a la cumbre de las Américas para Parlamentarios.
De aprobarse, el proyecto seguirá su camino parlamentario en el Senado, cámara en la que los números no son favorables para la oposición.