La Cámara Federal de Rosario confirmó el procesamiento de un militar retirado que, en abril pasado, apenas comenzada la pandemia, viralizó un video en el que exhortó a “liberarse” del actual gobierno, sobre el que descargo una batería de insultos.

Se trata de Alberto Aquilino Ortega, un teniente coronel en retiro desde hace 18 años, quien el 1° de abril difundió un video en el que expresó sobre el actual presidente, Alberto Fernández, y su gobierno: “Delincuente, hijo de re mil puta, parásitos, lacras, roñas, usted es una mierda señor presidente, señor miserable, usted es un miserable”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La defensa de Ortega argumentó que “el video no puede tener ningún tipo de entidad para generar intranquilidad pública, ni para movilizar o persuadir a nadie a hacer algo, puesto que es una persona que siempre se mantuvo en el anonimato y carece de poder real de mando y acatamiento de órdenes por parte de las tropas activas”.

Además, señaló que el 3 de abril Ortega “expresó sus disculpas por las palabras que pudieron ser ofensivas, lo cual es una demostración que tuvo un rapto de ira fugaz e inoportuno dos días antes, y que de ninguna manera es pasible de ser castigado penalmente”.

Sin embargo, fue procesado en primera instancia por “incitación a la violencia”, un delito que –según el artículo 212 del Código Penal- contempla penas de entre tres y seis años para quien “públicamente incitare a la violencia colectiva contra grupos de personas o instituciones, por la sola incitación”.

La denuncia fue presentada por la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ejército Argentino.  Le atribuyó “incitar públicamente a la violencia colectiva contra el poder ejecutivo nacional, específicamente contra el presidente de la nación y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y haber realizado manifestaciones insultantes mediante las expresiones vertidas a través de un video viralizado mediante la aplicación de telefonía celular de mensajería instantánea conocida como whatsapp”.

Ahora, la Cámara rosarina, con las firmas de los jueces José Guillermo Toledo y Fernando Barbará, ratificó que el contenido del video “son expresiones en las cuales resulta imposible hallar idea o información alguna a tutelar en los términos del artículo 14 de la Constitución Nacional”, que justamente consagra la libertad de expresión.

El fallo deja abierta a posibilidad de agravar la acusación contra Ortega. Por lo pronto –dice el fallo- “resultó presunto autor del ilícito por el que se lo indagó, sin perjuicio de lo que pudiere surgir del ahondamiento de la investigación o de una valoración más exhaustiva, inherente a otro momento del proceso”.