En un trámite exprés, el Senado bonaerense aprobó anoche el pliego de designación de Julio Conte Grand como procurador general de la Suprema Corte de la provincia enviado por la gobernadora María Eugenia Vidal para suceder a María del Carmen Falbo. 

La designación fue acompañada por todos los bloques con excepción de la legisladora de Nuevo Encuentro, Mónica Macha, quien votó a contramano de su propio bloque, el FPV.  

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Conte Grand, quien era hasta ahora el secretario Legal y Técnico de la Gobernación, recibió apoyos e impugnaciones a su candidatura. El argumento legal más fuerte en su contra fue que no podía acreditar los dos años de residencia mínima inmediata en la provincia que fija la Constitución, un punto que fue retrucado por el oficialismo. 

El funcionario, que ahora se convirtió en el jefe de los fiscales de la provincia, también fue cuestionado por su postura en materia de Derechos Humanos y por su postura en contra de la legalización del aborto cuando era procurador del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, cargo que ocupó hasta diciembre de 2015.

Conte Grand remplaza a María del Carmen Falbo, quien ocupaba ese cargo desde 2004 y fue cuestionada desde un primer momento por el gobierno de Vidal por su cercanía con el ex jefe de Gabinete kirchnerista, Aníbal Fernández, y por su actuación en la causa de la triple fuga.