Siete jefes comunales del espacio Hacemos por Córdoba, el nombre del sello peronista que conduce el gobernador Juan Schiaretti, se pasaron al Frente de Todos para las próximas elecciones legislativas. De esta manera el sector del peronismo cordobés representado en la candidatura de Martín Gill y al senador Carlos Caserio, sumó respaldo territorial al proyecto que encabeza a nivel nacional el presidente Alberto Fernández.

El único gobernador peronista que no integra la alianza oficialista volverá a enfrentar las listas del FdT en todas las categorías. Sin embargo, estos siete intendentes, a partir del trabajo político que llevó adelante la línea del peronismo con terminal en el PJ Nacional, decidieron acompañar al FdT que lidera el actual secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los siete jefes comunales se reunieron ayer en Cavanagh para manifestar públicamente su decisión. Son la intendenta de esa localidad, Sandra Dal Bó; el de Cruz Alta, Agustín González; el de Leones, Fabián Francioni; el de Corral de Bustos, Roberto Pacheco. Se suman Marcelo Agustin, de Alejo Ledesma; Gerardo Mancini, de General Baldisser y Marcelo Luque, de General Roca.

Según dijeron a Tiempo fuentes cercanas a los intendentes, al pronunciamiento también se sumarían Alberto Priotto, de Colonia Italiana, y Juan Carlos Bianconi, de Capitán General Bernardo O’ Higgins.

Todos coincidieron en resaltar el trabajo del Gobierno nacional que promovió la coordinación con las municipalidades y terminó con los desencuentros con la provincia de Córdoba. La integración de los niveles de gobierno y los recursos invertidos en obras fueron los principales argumentos de los jefes comunales para comunicar su decisión.