Casi 3 millones de cordobeses están habilitados para votar este domingo en las PASO y elegir candidatos para renovar nueve diputados nacionales y tres postulantes al Senado nacional. Es una compulsa que dirimirán ocho partidos y cinco alianzas, con una oferta de 23 boletas de cara a las elecciones parlamentarias de noviembre.

En Córdoba, la segunda provincia de mayor peso electoral después de Buenos Aires, tres espacios competirán en internas con más de una lista: la alianza Juntos por el Cambio (JxC), con cuatro nóminas; el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), con tres boletas; y el partido Unión Popular Federal (UPF), con seis listas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Las nueve bancas de diputados que renueva Córdoba pertenecen a tres espacios políticos: cinco corresponden a JxC; tres a Hacemos por Córdoba (la fuerza de Schiaretti) y una al Frente de Todos (FdT).

De las tres plazas del Senado, dos pertenecen a JxC y una al FdT.

En una provincia esquiva al oficialismo nacional, la lista del FdT promueve como precandidato para renovar su banca en la Cámara Alta a Carlos Caserio y en segundo lugar a la diputada nacional Gabriela Estévez, y para la competencia en Diputados promueve al secretario de Obras Públicas, Martín Gill, secundado por la concejala de la ciudad de Córdoba, Olga Riutort.

La coalición del gobernador lleva en su lista para el Senado a la diputada nacional y esposa del mandatario provincial, Alejandra Vigo, y a Eduardo Accastello, exintendente de Villa María y ministro de Industria, Comercio y Minería de la provincia.

Natalia de la Sota, legisladora provincial e hija del fallecido exgobernador José Manuel de la Sota, ocupa el primer lugar de la nómina para la Cámara Baja.

La coalición opositora JxC, con arraigo en el electorado cordobés, competirá en la interna con cuatro listas: una encabezada por Luis Juez, otra por el radical Mario Negri, que cuenta con el respaldo de Macri, la que lidera Javier Bee Sellares, y la cuarta de Griselda Baldata.