La decisión del Gobierno nacional de entregar rutas locales a compañías extrajeras atenta directamente contra LAN y Aerolíneas Argentinas, que avanzan en reducción de personal y postergan la negociación paritaria.

“El problema es la política comercial”, explicó a Tiempo el secretario de prensa de La Unión Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA), Marcelo Uhrich, y detalló: “El gobierno dice que no tiene una política de cielos abiertos, pero por otro lado usa la ley de reciprocidad para darles a empresas extrajeras rutas locales. Esa habilitación nos saca pasajeros”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por otra parte, Uhrich denunció que el secretario de coordinación de políticas públicas y hombre fuerte del gobierno “Gustavo Lopetegui hace lobby a favor de las empresas”. A partir de la modificación de la política comercial, desde UPSA señalan que “se han perdido puestos de trabajo, se trasladaron sectores a Chile y se está invitando a más gente a retirarse”.

Ante la situación, los trabajadores de LAN se declararon en estado de alerta movilización y asamblea permanente y decidieron comenzar un plan de lucha con la negativa a realizar horas extras y cambiar de turno. En Aerolíneas Argentinas el panorama no es muy distinto. Con el mismo diagnóstico los pilotos acusan al Gobierno de llevarlos al conflicto para perjudicar a la aerolínea de bandera. “Nos convocaron a una reunión donde no nos plantearon ninguna propuesta”, explicó el titular de APLA, Pablo Biró, y acusó al gobierno de “empujar” al gremio a “nuevas huelgas” para favorecer a las aerolíneas internacionales.