El temporal de lluvia y viento que azotó a La Plata el domingo dejó sin luz y agua a miles de familias que todavía hoy siguen sin esos servicios básicos. Hartos por la falta de respuestas del municipio y de la empresa distribuidora de luz, Edelap, grupos de vecinos cortan calles y queman gomas en distintos puntos de la ciudad. El intendente Julio Garro declaró la emergencia agropecuaria por las pérdidas en el cinturón frutohortícola, aunque la oposición pide subsidios directos y exención de tasas. 

Los piquetes arrancaron el lunes y se extendieron en las últimas horas, en especial en barrios donde todavía no volvieron los servicios como Arturo Seguí, Abasto, Los Hornos, Altos de San Lorenzo, Parque Sicardi, Melchor Romero, Gonnet, City Bell, Ringuelet, Villa Elisa. Hoy hubo una protesta en las puertas de la distribuidora eléctrica Edelap y también cortes en al menos 40 puntos de la capital bonaerense, incluido el acceso al country Grand Bell, donde vive el actual jefe comunal de Cambiemos. 

Para llevar agua a los barrios afectados y contener la protesta, Garro pidió ayuda hoy al Ejército que llegó con seis camiones aguateros e instaló una planta potabilizadora para repartir sachets de agua a los vecinos. Los efectivos también trajeron tres volcadores para realizar tareas de remoción de restos de los árboles que destrozó el temporal que incluyó ráfagas de viento de hasta 170 kilómetros por hora. 

Además, el jefe comunal declaró la emergencia agropecuaria en el cinturón hortícola del distrito, uno de los más importantes del país, tras relevar que el 50 por ciento de las zonas cultivadas -sobre un total de 8 mil hectáreas- fueron afectadas por el temporal. Las pérdidas llegan a los 320 millones de pesos, según estimaciones oficiales. 

Concejales de la oposición pidieron que se convoque de manera urgente a sesión extraordinaria al Concejo Deliberante para tratar el alcance de la emergencia decretada por Garro ya que el intendente precisó que se destinarán 41 millones de pesos en total. Desde el bloque del FpV-PJ, piden que la emergencia incluya subsidios directos a los productores, la reducción al 50% de las tarifas por acarreo, carga y descarga en el Mercado Regional y la exención del pago de la Tasa por Servicios Urbanos Municipales a los predios rurales productivos. También solicitaron al Ejecutivo que “arbitre los medios” para que no se autorice un nuevo incremento de tarifas a Edelap, prevista para las próximas semanas. 

Por su parte, la empresa prestadora del servicio de energía eléctrica en La Plata, Berisso y Ensenada aseguró hoy que el próximo viernes “a última hora de la tarde” culminará con las tareas de restablecimiento de la energía a los usuarios que aún continúan afectados tras el temporal ocurrido el domingo pasado. 

Según comunicó la distribuidora, “resta normalizar el 10% del servicio originalmente afectado por el ciclón extra tropical que azotó la región”. La empresa indicó además que “ha reforzado sus dotaciones para llevar adelante tareas mayores en la jornada de hoy, en los últimos sectores donde se vio afectada su red de media tensión.