La ex presidenta Cristina Fernández recusó y reclamó que se aparte de la causa al juez federal Claudio Bonadio en la causa que inició el fallecido fiscal Alberto Nisman en su contra por supuesto encubrimiento del atentado a la Amia.

Los abogados de la ex presidenta, Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, presentqaron la recusación en el juzgado de Bonadio y le pidió que deje el caso al advertir que el magistrado es a su vez está imputado por el encubrimiento del atentado a la AMIA.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Bonadio, investigado por el encubrimiento del atentado, fue puesto la semana pasada por decisión del titular de la Cámara Federal porteña, Martín Irurzun, a cargo de la denuncia de Nisman contra Cristina, el ex canciller Héctor Timerman y otros ex funcionarios.

La cámara resolvió así la disputa por la competencia entre el juez Ariel Lijo, quien fue sorteado, y Bonadio, quien tramitaba otra investigación por supuesta «traición a la Patria» luego de que la denuncia original de Nisman fuera cerrada dos veces el juez Daniel Rafecas, luego apartado.

Este lunes, los abogados de Cristina hicieron el pedido para apartar a Bonadio. «No puede intervenir en la investigación del hecho principal ni en las de su encubrimiento», sostuvieron al recordar que “el juez intervino respecto del caso Amia inicialmente como juez del expediente 9789/2000 vinculado con el encubrimiento, hasta que tras cinco años de irregularidades fue apartado por su Superior, el 17 de noviembre de 2005 por ser «juez y parte» al estar él también imputado en el caso».

«El juicio sobre semejante mal desempeño del juez Bonadio no puede ser analizado sin relacionarlo con aquella acreditada parcialidad que desde hace más de una década lo vincula, entre otros, con Carlos Corach», señaló la defensa.

También podés leer: