La ex presidenta Cristina Fernández se presentó este martes temprano en los tribunales de Comodoro Py para cumplir con la exigencia del juez Claudio Bonadio de tomarle las huellas dactilares y realizarle un estudio socio ambiental. CFK pidió a los militantes que no vayan a los tribunales, por considerar que se trata de una “provocación” y una “distracción” del “desastre económico”.

Le tomaron las huellas y respondió luego las preguntas para el informe socio ambientes. Todo esto, antes incluso que Bonadio llegara a los tribunales de Retiro.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Bonadio ordenó la semana pasada esta medida, pero Cristina se negó a cumplirla. Su abogado, Carlos Alberto Beraldi, apeló la decisión en la Cámara Federal luego de que el juez se negara a postergar la citación. Mientras tanto, la ex mandataria envió un escrito al juzgado de Río Gallegos, donde se encontraba, para ponerse a derecho y evitar ser declarada rebelde.

Tras esa disputa, Bonado decidió citarla para este martes a las 11 y la ministra de Seguridad volvió a desplegar un fuerte operativo de seguridad en Comodoro Py.

Ante este escenario y lo que consideró una “provocación” y una “distracción”, Cristina le pidió a los militantes que no concurran a acompañarla.

«A esta altura del desastre económico y enchastre político que esta gente ha causado, lo único que les queda es provocación. Por eso mañana les pido que por favor no vayan a Comodoro Py», sostuvo la ex jefa de Estado en su cuenta de Twitter.

“Como siempre con el auspicio de Clarín, medios afines y la inestimable colaboración del poder judicial… El Gobierno prepara un capítulo más de la distracción permanente como único método de gestión».

También podés leer:

>Dólar futuro: Cristina no se presenta y Bonadío la cita para el martes