El precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, polemizaron a través de la red social Twitter sobre la situación de la economía desde la transición del gobierno kirchnerista a la gestión del Presidente Mauricio Macri.

Dujovne salió a replicar al candidato por su respuesta viral durante una entrevista televisiva con Joaquín Morales Solá en la que cuestionó el argumento de la herencia recibida por el macrismo y responsabilizó al gobierno nacional por la crisis económica. “Cristina le dejó 25 puntos de inflación. ¿En cuánto estamos? En 55, ¿qué tiene que ver Cristina? Cristina dejó 1,8, en algunos casos, 3 puntos, según quien lo tome. Tenemos más de 6 puntos de déficit fiscal. ¿La culpa de Cristina, Joaquín? Por favor, seamos serios”, manifestó Fernández.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El ministro salió a responderle a través de redes sociales. “Hablemos con propiedad: el resultado fiscal está medido por Hacienda, no por el Indec (que interviniste como jefe de Gabinete del kirchnerismo). ¿1,8%? Pero eso incluye las rentas de Anses y la plata que le sacaban al (Banco) Central, a tasa 0%”, expresó Dujovne en el primero de los tuits que publicó para responder a las definiciones económicas que Fernández hizo por el canal TN.

“El déficit primario de 2015 fue de 2,8% del PBI, pero hay que sumarle las boletas que no contabilizaron y que dejaron sin pagar. Te dejo una nota que explica el tema en detalle”, replicó el funcionario y se preguntó: “¿Y las provincias? El kirchnerismo les negó recursos legítimos, lo que las llevó a tener un déficit primario de 1,0% del PBI”.

“Hablás de un (actual) déficit del 6% del PBI. No sé quién te da esos números, Alberto. Nación será 0%, más intereses de 3,2%. Las provincias están en equilibrio. O sea, Nación+Provincias: 3,2% del PBI. Te recuerdo que en 2015 el déficit de Nación+Provincias era cercano a 8% del PBI”, prosiguió el ministro.

Y acotó: “Qué decirte de la inflación de 2015. Eso era con cepo y tarifas pisadas, lo que nos dejó reservas netas negativas y desabastecimiento energético”. Y contrastó: “Hoy el tipo de cambio es competitivo y normalizamos las tarifas, que era lo que vos pedías allá por 2015”.

Fernández se hizo eco de estas aseveraciones, a las que consideró compuestas por “falsedades”, y se propuso responder “punto por punto”.

“Los datos de las Cuentas de Inversión muestran que el déficit primario de 2015 era de 1,8% del PIB y el financiero del 3,7%. Este cálculo incorpora las utilidades del BCRA (1,3% del PIB en 2015) al igual que lo hizo el actual Gobierno en los prospectos de deuda que emitieron”, planteó el precandidato desde Twitter.

Sobre la nota que adjuntó Dujovne, apuntó: “El ministro plantea también que el déficit de 2015 era del 8% y cita un texto de un blog, el cual está plagado de errores técnicos y hasta sugiere que los pagos de intereses debían estar valuados al dólar blue, como si el Gobierno pagara deudas comprando dólares en una cueva”.

“Es recomendable que el ministro examine con mayor detenimiento la técnica presupuestaria, antes que basarse en artículos de blogs”, dijo, y añadió: “Tal vez así evite el papelón de tener una inflación en el primer semestre que ya equipara a la proyectada para todo el año en el Presupuesto 2019”.

Asimismo, señaló que “otro argumento falso” de Dujovne es la “tergiversación del claro y evidente desendeudamiento que recibió”, en referencia a que, dijo, “en 2015, la deuda pública, particularmente con acreedores privados y organismos internacionales, era muy reducida, en torno a 16% del PIB, y en franco descenso desde de 2004”.

Fernández agregó que “el argumento de que el gobierno de Macri se endeudó para financiar el déficit fiscal es falso”, al exponer que “el déficit de 2015 era de USD 16.800 millones. La deuda creció hasta abril de 2018 (dos períodos fiscales) en USD 100.000 millones, casi seis veces el déficit fiscal heredado”.

“Lo único que muestra esta política económica es impericia y negligencia. Los costos los paga el pueblo argentino con menos trabajo, más pobreza, ajuste y deudas que deberán pagar varias generaciones. El problema no es la herencia que recibieron. El problema es Macri”, concluyó.