Los gobernadores destacaron el entendimiento alcanzado entre el gobierno y el Fondo Monetario Internacional para reestructurar la deuda y celebraron que «no condiciona el crecimiento y la reactivación de la economía».

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que la deuda con el organismo internacional era «impagable», por lo que subrayó que el principio de acuerdo «evitará una verdadera catástrofe en lo inmediato».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta expresó: «El principio de acuerdo con el FMI despeja un escenario de default que perjudicaría severamente al país. Hay que analizar en el Congreso la letra chica del acuerdo y la factibilidad de su cumplimiento. Pero además, sigue siendo imprescindible que el gobierno les anuncie a los argentinos un plan económico para recuperar el crecimiento y generar trabajo».

Desde Santa Fe, Omar Perotti destacó el «gran trabajo» del gobierno y aclaró que el primero de los compromisos «es con los argentinos, la producción, el trabajo, la innovación y el crecimiento».

El jujeño Gerardo Morales afirmó que el entendimiento «es una buena noticia para el país» y dijo que «es un primer paso positivo, ya que el default habría sido negativo para la economía».

Su par sanjuanino, Sergio Uñac, planteó que «los compromisos anteriormente asumidos nunca deben frenar el desarrollo de los pueblos». Arabela Carreras señaló que el acuerdo debe ser «sin ajustes» y destacó la importancia de «instaurar el diálogo» con los distintos espacios políticos en el Congreso para «avanzar en una agenda de desarrollo argentino».