Florencio Randazzo le contestó a Cristina Kirchner con el mismo recurso utilizado por ella: una carta abierta en la red social Facebook, escrita en primera persona, donde no sólo echa por tierra los deseos de la ex presidenta de una oposición unida para vencer al gobierno en las elecciones de octubre sino que la acusa de ser la principal responsable de tal división.

Textual, Randazzo le dice a CFK que “juega el mismo juego que Macri”. Y enseguida arremete con dureza: “queremos decirte que el GRAN ajuste, como lo llamás vos, ya lo vienen sufriendo los argentinos. Sólo es posible porque Macri es presidente. Y Macri es presidente como consecuencia de una estrategia electoral ideada por vos. Pero hagamos una cosa; no miremos para atrás. No conviene… Y nosotros estamos más preocupados por discutir el presente y el futuro, porque hay millones de argentinos que la están pasando muy mal. Si miramos el presente, es cierto que la oposición está fragmentada. Pero lo está también por tu propia responsabilidad. Nosotros queríamos que a los candidatos los eligiera el conjunto de la sociedad, y no los dirigentes. Pero como dijo alguien muy cercano a vos, ´Cristina no puede competir contra su empleado´, que vendría a ser yo”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Randazzo pasa factura con la crudeza de quien no tiene pensado volver sobre sus pasos. Por sigue así su carta: “Te fuiste del peronismo, creaste un partido llamado Unidad Ciudadana, y evitaste las Primarias. Entonces pregunto: ¿Quién fragmentó a la oposición? Ahora decís que hay que juntar los votos de toda la oposición. ´Porque hay que frenar a Macri´, planteás. O tal vez porque percibís que podés perder en octubre…”

La única puerta que deja abierta el ex ministro del Interior es la de coincidir en el Congreso a la hora de votar alguna ley en defensa de los trabajadores: “Tus legisladores intentarán hacerlo a su estilo y los que sean representantes del Frente Justicialista Cumplir lo haremos a nuestra manera. Seguro que cuando se trate de defender a los que menos tienen, a los trabajadores, a los jubilados, nos encontrarán en la misma vereda”.
Pero en el párrafo siguiente retoma la ofensiva inusitada: “No compartimos que haya una sola opción opositora, y que justo sea la que te lleva como candidata. ´No es arrogancia, ni soberbia´, decís en la carta. Extraña humildad la tuya…”.
En el final mantiene la tónica de todo el texto, y la vuelve a invitar a la discusión de ideas, como lo hizo desde que decidió regresar a la arena política: “Ojalá podamos debatir tantas cosas de cara a la sociedad. Tal vez tengas tiempo de participar en alguno de los debates que se están planificando. También nos gustaría discutirlo con los candidatos de Macri, porque coincidimos con vos en que estamos frente a un Gobierno que no tomó una sola decisión a favor de las mayorías. Pero sobre todo porque somos opositores. Tanto que hicimos lo imposible para que el peronismo llegue unido y legitimado por la elección Primaria a octubre. Pero hubo alguien que lo impidió y terminó siendo funcional a Macri. Y no fuimos nosotros”.