El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido dijo hoy que debe su libertad al “pueblo argentino que echó al macrismo”, pronosticó que la verdad triunfará “sobre la mentira” y sostuvo que la causa por la tragedia de Once en la que está condenado “se va a caer”.

“Esta libertad se la debo al pueblo argentino que echó al macrismo; finalmente la verdad va triunfando sobre la mentira, sobre la persecución”, afirmó el ex diputado nacional en declaraciones a la prensa, en la puerta del Tribunal Oral Federal 1, en el sexto piso de la sede judicial de Comodoro Py, tras notificarse de su excarcelación en la causa Río Turbio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE


...

Además evaluó que “no deben continuar ninguno de los juicios orales”, derivados de investigaciones a ex funcionarios kirchneristas abiertas en el macrismo porque “va a quedar palmariamente establecida la persecución del gobierno de (Mauricio) Macri a partir del ‘lawfare'”.

De Vido concurrió a los tribunales para notificarse en el tribunal de la decisión que lo liberó.

En un breve trámite firmó la notificación que establece la obligación de presentarse una vez al mes ante el tribunal y pedir permiso si desea salir del país.

“Finalmente la verdad va triunfando sobre la mentira, sobre la persecución”, sostuvo en el sexto piso de los tribunales.

También podés leer: La hora de Julio De Vido: la justicia ordenó su liberación

Rodeado de periodistas, el ex funcionario evitó responder una pregunta sobre una posible vuelta a prisión porque está condenado a 5 años y 8 meses por la tragedia del tren Sarmiento en la estación Once del 22 de febrero de 2012.

“Sobre volver a la cárcel no voy a contestar esa pregunta, la causa de Once si hay justicia en este país se va a caer”, evaluó al referirse a una investigación que se lleva adelante por supuestas irregularidades cometidas por un perito del caso.

Por esa tragedia fueron juzgados y condenados 21 personas, entre ellos -además de De Vido- los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi; y el entonces titular de Trenes de Buenos Aires (TBA), Sergio Cirigliano.

También recibieron penas Marcos Córdoba, el maquinista acusado por no haber frenado; Marcelo Calderón y otros tres responsables de Cometrans (la encargada de controlar a TBA) y otros 12 empresarios y ex funcionarios.

A la hora de referirse a otros ex funcionarios que todavía están detenidos, aclaró que para él su ex subordinado José López “es la traición”.

De Vido se autodefiniió como “preso político” y en esa categoría incluyó al ex vicepresidente Amado Boudou, Milagro Sala y Luis D’Elia.

“Nunca me fui de la política, ni cuando estuve detenido, estamos trabajando con un grupo muy heterodoxo y vamos a seguir trabajando en eso”, aseguró.

De Vido fue excarcelado por el Tribunal Oral Federal 1 que prepara el juicio por supuesta defraudación al Estado en Yacimientos Carboníferos Rio Turbio. En esa causa está procesado y enviado a debate oral, al igual que en la causa de los cuadernos.