El pasado viernes 5 de octubre, Emanuel Lorenzo Córdoba fue detenido por una llamativa causa de robo de una mochila, ocurrida en 2016. El Tribunal Oral en lo Criminal número 10 de Lomas de Zamora decidió la detención.

En el marco de un proceso terapéutico por adicciones, Córdoba cumplía un arresto domiciliario en la Asociación Civil dedicada a la rehabilitación Vientos de Libertad, perteneciente a la CTEP. La abogada defensora Gabriela Carpineti explicó a Tiempo que Córdoba “no ha incumplido con ninguna de las disposiciones establecidas en su arresto domiciliario, no ha violentado ninguna norma ni obligación impuesta en su condena, sino que ha podido desarrollarse en materia educativa y laboral notablemente y al día de la fecha, se ha convertido en un referente para con los demás pacientes del Centro de Rehabilitación”. Tal es así, que el mismo día de su detención, recibió la orden de inmediata libertad. Sin embargo, la alegría duró poco, ya que inmediatamente después se le notificó la detención. Según la abogada, Emanuel “continuó privado de su libertad desde el momento en que se notificó la excarcelación ordenada por el juzgado anterior (Juzgado en lo Correccional número 4), ya que en ese mismo instante se lo notificó de la detención. Por ende, no existió la disposición real de su derecho a la libertad ambulatoria”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Para la letrada, con la detención “se afecta de manera directa el derecho a la salud”. Por tanto, “primero presentamos un hábeas corpus, que fue rechazada por la Cámara, y ahora presentamos un escrito al juez pidiendo el arresto domiciliario”.

Carpineti destacó que el trabajo que realiza Emanuel en Vientos de Libertad le genera ingresos que “le permiten ser sostén del hogar, ya que es padre de una niña de 2 años y es el único ingreso que posee su familia”.

La CTEP emitió un comunicado en el cual destacó que “Emanuel es un pibe más que salió de la miseria que le ofreció esta sociedad. Uno de tantos pibes y pibas de nuestros barrios que encuentran una salida al callejón que los encierra esta realidad. Superó violencias, adicciones, desempleo, persecución, desidia y tantas otras cosas que sufre la juventud más humilde”. Y agregó: “No solo lo superó, sino que ahora ayuda a muchos pibes y pibas que están en el mismo infierno que él conoció”. Córdoba es referente de Vientos de Libertad, “donde encontró un camino que ahora intenta transmitir a otros pibes como operador terapéutico”.

En el escrito, la organización denunció que “fue violentamente detenido por una insólita causa de robo de una mochila en 2016” y que el Tribunal decidió “arbitrariamente que Emanuel tiene que estar preso”.

El comunicado finalizó: “Exigimos el cuidado y respeto de nuestros pibes y pibas, que no los criminalicen y persigan más. Si ellos no van a darles un futuro, déjenlos pelear por una vida mejor. Exigimos la inmediata liberación de Emanuel para que vuelva a su proyecto de vida”.