El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, pidió hoy a los dirigentes de la oposición que se “desatornillen” del Banco Provincia y las empresas del Grupo Bapro y que “no pidan la doble indemnización”.

“Tomen nota, perdieron las elecciones, lo que considero lógico y razonable es que dejen que el Banco Provincia vuelvan a actuar en consonancia con la política de las actuales autoridades de la provincia de Buenos Aires”, aseguró durante un acto en La Matanza en el que anunció un plan de ayuda para las Pymes.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Con ironía, el gobernador les pidió que “compren un destornillador, desatorníllense y por favor no pidan doble indemnización los funcionarios políticos”.

El gobernador aclaró que el pedido no es por “una cuestión de territorialidad ni necesidades políticas” sino por el nuevo perfil que pretende darle a la entidad bancaria.

“Basta de un Banco Provincia al servicio de la timba. En la Provincia vuelve el crédito, esa salvia que necesita la producción”, graficó el mandatario bonaerense.

A mediados de enero, el presidente del Banco, Juan Cuattromo, intimó al intendente de Vicente López, Jorge Macri, quien presentó su renuncia en diciembre, a que convoque a una asamblea de accionistas para poder avanzar con las nuevas designaciones.

Una fuente del gobierno explicó que “esa asamblea aún no se realizó y por lo tanto no se pueden aprobar las renuncias y designar los nuevos funcionarios”.