Los restos del senador Carlos Reutemann, quien falleció el miércoles a los 79 años, fueron despedidos este jueves por sus familiares y un reducido grupo de allegados, en una sala velatoria de la ciudad de Santa Fe. A media mañana, fueron trasladados a un cementerio privado de la localidad de Monte Vera.

Su esposa, Verónica Ghío, y sus hijas Cora y Mariana, resolvieron que tanto la despedida en la sala como la ceremonia en el cementerio sea “íntima y rápida”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Un grupo de amigos del exgobernador se acercó a la sala de la empresa Serca, situada en Saavedra al 2900, en el macrocentro de Santa Fe, para saludar a sus familiares una vez que se abrieron las puertas, el miércoles a las 16.

Entre otros, estuvieron los ministros de la Corte Suprema de Justicia provincial Rafael Gutiérrez y María Angélica Gastaldi, y la exvocera de Reutemann y actual ministra de Género y Diversidad de Santa Fe, Celia Arena.

Gutiérrez dijo que “Lole” brindó “un ejemplo de cómo se debe ejercer la función pública” y resaltó su “honestidad”, en tanto Arena contó que con el expiloto de Fórmula 1 la unió “una relación que fue mucho más allá de lo político” y que hablaban “seguido” pese a que sus caminos “se separaron”.

Su sobrino Federico Reutemann contó que por decisión de la esposa y las hijas del senador la despedida sería “lo más sencilla posible, en un entorno familiar, sin arreglos florales”.

El ingreso a la sala de velatorios observó los protocolos vigentes por la pandemia de coronavirus y en la entrada había una lista de allegados que contaban con la autorización de la familia para acercarse al féretro.

Otras de las personas que estuvieron fueron su hermano Enrique Reutemann y su primo, el exdiputado nacional Julio Gutiérrez.

A media mañana de hoy el cortejo fúnebre partirá desde la sala de velatorios hacia el cementerio Lar de Paz, ubicado en el kilómetro 12,5 de la ruta provincial 2, en jurisdicción de la localidad de Monte Vera, donde a las 10 está prevista la inhumación del cuerpo.

Reutemann, exgobernador de Santa Fe e ídolo del automovilismo deportivo, falleció el miércoles en un sanatorio de su provincia al que había ingresado con un cuadro de anemia y deshidratación que derivó en un paulatino deterioro de su salud.

El fallecimiento del senador, que dedicó muchos años a la política llenó de pesar a las dirigencias partidarias y al ámbito deportivo, al punto de que el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, dirigentes de distintos partidos y personalidades de diferentes actividades le dedicaron sentidas despedidas.

Además, a raíz de su muerte, el Gobierno nacional decretó duelo nacional por dos días, de acuerdo a lo establecido por el decreto 446, firmado por el presidente Alberto Fernández y publicado este jueves en el Boletín Oficial.