La Policía de la Ciudad detuvo este miércoles a 8 agentes de prefectura por la muerte de Cristofer “Bocha” Rego, un joven de 26 años que recibió dos tiros el domingo en Parque Patricios en un nuevo caso de gatillo fácil.

Según relató su padre Jorge al canal C5N, su hijo manejaba su camioneta en la madrugada del domingo en la intersección de Ancaste y Monteagudo, cuando se cruzó con un control de Prefectura. “Se asustó porque no llevaba los papeles del auto y los prefectos le dispararon a los 10 metros del lugar. Lo mataron como un perro, a sangre fría”, contó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También podés leer: Bullrich visitó a Chocobar para potenciar la campaña de Gladys González

El hombre afirmó que un amigo de su hijo que tomaba una cerveza en el balcón fue testigo directo del hecho y declaró en la causa.

El domingo, personal de la policía de la Ciudad encontró la camioneta chocada contra otro auto, luego notaron que el cuerpo y la camioneta tenían dos disparos de arma de fuego.

Al revisar las cámaras de seguridad, el fiscal Daniel Pablosky descubrió a los efectivos de la Prefectura Naval involucrados que se acercan a la camioneta, comprueban que Rego murió y se dan a la fuga luego de levantar las vainas del lugar.

Al conocerse el caso, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, anunció en redes sociales que decidió la exoneración de los prefectos involucrados en la muerte de Rego.