La ex presidenta brasileña Dilma Rousseff comenzó a participar de las campañas electorales de aliados de cara a las elecciones municipales del 2 de octubre próximo.

En ese marco, Rousseff -, destituida en juicio político el pasado 31 de agosto – es esperada el miércoles para participar en un acto en Cinelandia, en el centro de Río de Janeiro, para apoyar la candidatura a alcalde de  Jandira Feghali, del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), aliado del Partido de los Trabajadores. Rousseff apareció en la televisión haciendo campaña a favor de Feghali, una de sus principales defensoras en la Cámara de Diputados, y también en Porto Alegre, donde reside.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En la capital de Río Grande do Sul, Rousseff pide el voto para Raúl Pont, aspirante a jefe municipal de Porto Alegre por el PT.

Michel Temer, uno de los promotores de su destitución y presidente en ejercicio, fue repudiado por un pequeño grupo de manifestantes a su llegada a Nueva York, donde este martes abrirá la Asamblea General de la ONU.

“Fuera Temer” y “Golpe de Estado en Brasil” fueron las pancartas que portaban unos 30 manifestantes que esperaron al gobernante frente al Hotel Plaza Athenee, donde estará hospedado en la visita de tres días a Nueva York.

Temer estudia no hablar del juicio político contra Rousseff y la crisis política y sí reivindicar reformas económicas, según el anticipo de parte del contenido de su discurso publicada por la prensa local.

El de Temer será el primer discurso, ya que tradicionalmente Brasil abre las sesiones de la Asamblea General de la ONU. Será también su segunda exposición internacional como mandatario confirmado tras la caída de Rousseff, luego de su participación en el G-20 de China.