Los gremios docentes volvieron a reclamar al gobierno bonaerense que los convoque para continuar con la negociación salarial y calificaron el adelanto a cuenta de entre 1000 y 2500 pesos como “migajas”. Mañana habrá reunión del Frente de Unidad Docente para definir cómo sigue el plan de lucha.

El gobierno resolvió anoche a última hora realizar un pago remunerativo a cuenta del futuro acuerdo que será depositado la próxima semana. La suma, que dependerá del salario que cobre el maestro, va de los 1000 pesos, para el que recién se inicia, a los 2500 pesos para los que cobran más de 30 mil pesos. Es el segundo anticipo; el primero fue pagado a mediados de marzo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La medida fue cuestionada por los gremios que integran el Frente de Unidad Gremial que volvieron a pedirle a la gobernadora María Eugenia Vidal que cumpla con el fallo de la jueza platense María Ventura Martínez, que ordenó al Ejecutivo abstenerse de realizar descuentos, devolver lo descontado y liquidar los salarios de acuerdo a la última oferta realizada. 

La presidenta de la FEB, Mirta Petrocini, dijo a Tiempo que estos adelantos “muestran claramente que el gobierno no tiene voluntad de definir en la mesa de negociación” porque, agregó, “hace tres meses que viene presentado la misma propuesta con distintas presentaciones”. 

“El gobierno debería abocarse a resolver esto pero no con adelantos esporádicos que no consolidan salario y que en realidad le significan un ahorro”, sostuvo. El Congreso de la FEB se reunió hoy y pasó a un cuarto intermedio a la espera de una nueva convocatoria oficial a la paritaria. 

Desde SUTEBA, en tanto, aseguraron que “un parche no soluciona el conflicto” y agregaron: “Los maestros no queremos migajas”. El gremio que conduce Roberto Baradel volvió a exigir que se cumpla el fallo de la Justicia y que “se devuelvan los descuentos ilegítimos por los días de paro y que se liquide conforme a la última propuesta realizada en la Comisión Técnica Salarial”. Además pidieron que se convoque “de forma urgente a una reunión paritaria que contemple el porcentaje real que el Frente Gremial exige”, señalaron en un comunicado de prensa.  

El titular de Udocba, Miguel Díaz, en tanto, se mostró en desacuerdo con el adelanto “porque tenemos que seguir dialogando: primero nos hacen la oferta y ahí nosotros se la llevamos a los docentes, no de esta manera unilateral”. Consideró que con esta medida el gobierno “busca hacer tiempo” a la espera de que salga la apelación al fallo. 

Los seis gremios que integran el Frente de Unidad Docente se reunirán mañana, en horario a definir, para resolver cómo siguen con el reclamo. No descartan medidas de acción directa.