Tal como había anunciado a principios de mes la ministra de Salud Carla Vizzotti, agosto es el mes de las segundas dosis. Ya se aplicaron 5 millones y, según adelantó ayer el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, “en los próximos días llegaremos a los 7 millones en todo el mes”, que es el objetivo de salud pública que se había planteado el gobierno.

En un contexto de descenso sostenidos de los casos de Covid-19, que bajan por duodécima semana consecutiva, el flujo de vacunas no se detiene, en previsión del posible rebrote que podría darse si comienza la circulación comunitaria en el país de la variante Delta. Anoche arribó a Ezeiza un nuevo cargamento de 768 mil dosis de Sinopharm, el tercero en cuatro días (el miércoles habían llegado 819.200 y el jueves, 716.800), totalizando 2,3 millones de dosis de la vacuna que se perfila como la primera que podría aplicarse a niños menores de 12 años, tal como se administra en China y los Emiratos Árabes.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Para hoy se anuncia la llegada de otras 400 mil vacunas de AstraZeneca, donadas por España, con lo que se habrán superado los 47,5 millones de dosis en el país. Con ese respaldo, el plan de inmunización contra el coronavirus ya llegó al 60% de la población total con al menos una dosis y al 60% de los mayores de 50 años con el esquema completo. Los mayores de 70 con ambas dosis ya superan el 75 por ciento.

Desde el pico de casos registrado a mediados de mayo, los nuevos contagios se redujeron casi un 80 por ciento: en la semana epidemiológica 20 –la de mayor cantidad de infectados– se habían computado 225.227 casos según fecha de inicio de síntomas, contra apenas 49.963 de la semana pasada. Las internaciones por Covid en terapia intensiva bajaron del pico de 7839 a 3476, menos de la mitad. «