Dirigentes de las CGT recibieron en la sede de la UOCRA a la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que encabeza el italiano Roberto Cardarelli, y describieron “la grave situación laboral, social y económica que atraviesa el país”.

Desde la CGT, mediante un comunicado, detallaron que se reafirmó el “rechazo a la política de ajuste permanente, la preocupación por la pérdida del poder adquisitivo del salario, tanto de trabajadores activos como pasivos”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además la CGT advirtió sobre “la pérdida de puestos de trabajo en un contexto de recesión económica y caída de la actividad industrial, agrava la desigualdad y potencia los conflictos.

Por parte de la central obrera estuvieron presentes uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer (Sanidad); Julio Piumato (Judiciales) Roberto Fernández ( UTA); Andrés Rodríguez ( UPCN); Sebastian Maturano (Fraternidad) y el jefe de la UOCRA, Gerardo Martínez, quien hizo las veces de anfitrión.

Los sindicalistas de la CGT también le adelantaron a Cardarelli que el escenario generado por la política económica del Gobierno culminará con “reacciones sindicales”.

Los dirigentes agregaron ante los funcionarios del FMI que sus recomendaciones, que fueron ejecutadas por el Gobierno, “no produjeron resultados positivos” en cuanto a la recuperación del salario, la actividad económica y el crecimiento.

En ese sentido, los sindicalistas platearon una revisión del acuerdo que el Gobierno de Mauricio Macri firmó con el FMI y “la necesidad de contener y pesificar” las tarifas de servicios públicos.

Al término del encuentro, Cardarelli aseguró a los medios de prensa que la Misión no vino a pedir una reforma laboral y estimó que en materia de empleo «la rigidez es tan mala como la flexibilidad».

«Cualquier reforma estructural que se quiera llevar adelante, sea de naturaleza que sea es más viable en un marco de crecimiento económico y requiere de consensos políticos, si no está destinada al fracaso», indicó el funcionario del FMI.

Esta reunión fue parte en una serie de encuentros políticos que los emisarios del FMI tuvieron con referentes de la oposición como Juan Manuel Urtubey, Roberto Lavagna y Axel Kicillof y con funcionarios del gobierno nacional.