El ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro fue el primer ministro que hizo público la puesta a disposición del presidente Alberto Fernández su renuncia, al considerar la necesidad de «interpretar el veredicto» del electorado en las PASO del domingo. Le siguieron una decena de funcionarios kirchneristas, una decisión directa de la vicepresidenta, enojada por la falta de atención a su reclamo de dejar ir al ministro de Economía, Martín Guzmán.

«Escuchando sus palabras del domingo por la noche, donde planteó la necesidad de interpretar el veredicto que ha expresado el pueblo argentino, he considerado que la mejor manera de colaborar con esa tarea es poniendo mi renuncia a su disposición», dice la carta presentada hoy al Jefe de Estado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En sintonía, la titular del PAMI Luana Volnovich, el ministro de Ciencia y Tecnología Roberto Salvarezza, su par de Justicia Martín Soria, la titular de la Anses Fernanda Raverta, todos funcionarios kirchernistas, siguieron el camino de Wado, aunque no se conoció todavía un texto escrito. El director de Cultura Tristán Bauer, el ministro de Ambiente Juan Cabandié, la secretaria en Comercio Paula Español. En tanto, el ministro de Desarrollo y Hábitat, segundo en el Instituto Patria dijo que no renunció y que el lunes todos los ministros le ofrecieron la renuncia al presidente, pero de palabra.

El enojo de la vicepresidenta se desató tras la seguidilla de actos oficiales que mantuvo el presidente, en los que lució en primera plana a los ministros cuestionados: Santiago Cafiero, Guzmán y Matías Kulfas.