El proyecto con media sanción que garantiza el derecho de las mujeres a interrumpir de manera voluntaria un  embarazo entra con ímpetu a la Cámara Alta, en donde, si bien afrontará obstáculos, por lo pronto ya cosechó el voto a favor de los tres jefes de los bloques mayoritarios. La media sanción torció los pronósticos agoreros y emparejó las posiciones. Los impulsores del proyecto cuentan 31 votos a favor, 28 en contra, y 13 indecisos. Otras posturas más conservadoras ven una paridad. Se estima que el debate en el recinto se concrete en agosto.

 “Antes de la votación en Diputados, el panorama era de 7 votos en contra. Ahora es mitad y mitad”, estimaron  fuentes legislativas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El primer objetivo para lograr la sanción final de la ley en esta instancia es evitar que el proyecto vuelva a Diputados con modificaciones. Desde la Campaña por el Aborto Legal Seguro y Gratuito destacan que es necesario que la instancia de debate se dé primordialmente en las comisiones y en el recinto se vote. La definición de comisiones ya comenzó y en dos semanas podría iniciarse el debate. Si bien se invitará a expositores, serán mucho menos que en Diputados, por lo que los plazos del proceso serán más cortos, de ahí la posibilidad de que se vote en  agosto.

Miguel Ángel Pichetto, de Argentina Federal, fue el primer jefe de bloque en pronunciarse a favor. La bancada contiene al entrerriano Pedro Guastavino, presidente de la comisión de Justica y Asuntos Penales, que podría ser la cabecera y está a favor de la ley. También podría pasar por la comisión de Salud Pública presidida por Mario Raymundo Fiad (UCR), por la de Legislación General, a cargo de Ada Rosa del Valle Itúrrez de Cappellini (Frente Cívico por Santiago), y por la comisión Unicameral Banca de la Mujer que encabeza Inés Blas, una de las indecisas.

La primera reunión que ya tuvieron las integrantes de la Campaña fue con la senadora Ana Almirón, del FpV de Corrientes. Su bloque, que preside Marcelo Fuentes e integra Cristina Fernández, ya se había pronunciado a favor de manera conjunta. Otra de las aliadas es Norma Durango, pampeana como los diputados que torcieron la votación a favor, e integrante del bloque de Pichetto. “Un primer punteo post media sanción da 31 senadores a favor y 28 en contra. De los 13 restantes, no se sabe si son indecisos o tapados. Hay menos senadores con declaraciones públicas de las que había en Diputados”, explicó una fuente de la Campaña.

El clima de época también lo marca el pase de los opositores al campo de los indefinidos. Carlos “Camau” Espínola, quien había declarado a su Corrientes capital “ciudad pro vida”, cuando era intendente, ahora admite que está reviendo y analizando el tema. Algo similar sucedió con el salteño Rodolfo Urtubey, quien en una entrevista radial con FM Pacífico el último viernes sostuvo que “el aborto, como política de planificación, va a ser más barata en costos como la asignación universal”. Ya su hermano, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, se había pronunciado a favor de despenalizar el aborto. “Es un disparate que una mujer vaya presa por interrumpir el embarazo”, dijo esta semana.

Por ahora no habló el santafesino Omar Perotti, quien quiere ser gobernador el año que viene. Santa Fe es una de las provincias que apoyó con mayor cantidad de votos a la media sanción, y su gobernador, el socialista Miguel Lifschitz, ya se pronunció a favor, al igual que Carlos Verna, de La Pampa.

De la vereda de enfrente se armó un tridente en contra del derecho de las mujeres con Silvia Elía de Pérez, que siguió insomne la sesión de Diputados, la vicepresidenta Gabriela Michetti, gestora de la foto en contra de la ley de  los dirigentes de Cambiemos y Federico Pinedo. Abonarán a ese núcleo duro dos senadores de la provincia de Buenos Aires, donde los sondeos dan una amplia mayoría a favor: Esteban Bullrich, autor del poema del feto, y Gladys González.

Este grupo prefiere que los tiempos sean más lentos. Apuestan a que baje la efervescencia social. Es que antes de la votación en Diputados el panorama era de siete votos en contra. “Ahora es mitad y mitad”, cuenta un asesor parlamentario de ese entorno.

Elías de Pérez, Michetti y Pinedo se reunirán esta semana para armar una estrategia de transversalidad hacia otros bloques.

Si bien la movilización social alrededor del Congreso jugó un papel clave en Diputados, en el Senado la visibilización del reclamo también pasará por las ciudades de las distintas provincias. Allí el movimiento feminista viene construyendo apoyo desde hace 30 años a través de los Encuentros Nacionales con una suerte dispar. “En las provincias del norte falta mucho trabajo”, admiten fuentes parlamentarias.

Por lo pronto, este jueves las integrantes de la Campaña tendrán la primera reunión con senadores y asesores de todos los bloques. En Diputados tuvieron ocho años de trabajo basado en la estrategia de cabildeo que consistió en un riguroso seguimiento de la postura de los integrantes del cuerpo. En cambio, esta es la primera vez que se contactan con representantes del Senado.

Aquella lejana vez en la Cámara Baja el proyecto ingresó por la Mesa de Entradas. Ahora, la media sanción entra por la puerta grande.«