Menos de una hora había pasado de la designación de Macri como nuevo presidente de la Fundación FIFA y tres personas de peso del mundo del fútbol argentino ya se expresaron en su contra. El primero fue Daniel Ferreiro, vocero presidencial de la AFA y mano derecha de Claudio “Chiqui” Tapia, se pronunció “decepcionado” por la designación: “El ingeniero Macri promovió la intervención de fútbol para su interés de parte, en el marco de la Comisión Normalizadora desfinanció el contrato vigente a los efectos de dejar a los clubes más humildes o pobres en un grado de vulnerabilidad y tácitamente obligarlos a aceptar la Superliga y por consiguiente un contrato de televisación sin siqueira tener las autoridades constituidas en AFA. Macri concibe al fútbol como un negocio, y su interés de parte en lo económico hizo que los clubes más pobres reciban siempre menos y los más ricos más”. La Superliga, de todos modos, también mostró su “preocupación” por la noticia.



Lo siguió Marcelo Tinelli, que en diciembre último fue elegido como presidente de San Lorenzo. El conductor recordó el último video que trascendió del encuentro de Macri con militantes PRO en Villa La Angostura: “Me parece lamentable que una persona que sin ningún pudor y siendo presidente manfiestó que venía diciéndole a sus colaboradores que los mercados no nos iban a dar más plata y que nos íbamos a la “mierda”, hoy sea distinguido en FIFA. Triste noticia para los que amamos el fútbol”. 

Rodolfo D’Onofrío, que durante los cuatro años de presidencia de Macri fue muy crítico de la influencia que tenía el Ejecutivo Nacional en el fútbol y denunció un favoritismo a Boca, fue aún más duro: “Es lamentable que el ex presidente que nos dejo una deuda casi impagable, mas de 50% de pobreza, enemigo de las sociedades civiles en el fútbol, y responsable de los últimos 4 años en el manejo que vive el fútbol argentino , haya sido nombrado al frente de Fundacion FIFA”. 

Jorge Amor Ameal, presidente de Boca, también dejó en claro su disconformidad: “Los dirigentes del fútbol se deben dedicar al fútbol y los dirigentes políticos, a la política”. En tanto, Pablo Moyano, vicepresidente de Independiente, se posicionó: “Que la FIFA lo haya designado es un baldazo de agua fría. Ojalá que no lleve a Laura Alonso a la oficina anticorrupción”. La declaración que faltaba llegó pasadas las 18, cuando Diego Armando Maradona posteó en su cuenta de Instagram: “Es increíble que Macri, después de engañar durante 4 años a los argentinos, ahora engañe también a la FIFA. Aquí sólo dejó hambre y miseria. Después de lo que nos costó zafar del FMI, él nos volvió a endeudar DE POR VIDA. Yo le pido a la FIFA que por favor revea esta decisión, y que le saquen el cargo a este impostor!”. 

Durante su período al frente de la Argentina, Macri recurrió a metáforas futboleras durante discursos y reuniones. Pero también tuvo una intervención directa en el fútbol. Ahora, ya lejos de la presidencia, los dirigentes del fútbol argentino no ocultaron su rencor con el hombre que dirigió los destinos de Boca entre 1995 y 2007.


También podés leerEl balance de Macri en el deporte: del intento privatizador a la diplomacia del chiste futbolero