Amigo íntimo de Daniel Angelici y del mismísimo Mauricio Macri, el periodista Ari Paluch suele ser contratado por Boca para conducir diversos eventos institucionales del club, del que es hincha y abonado a la platea. Hoy no fue la excepción y Paluch condujo la fiesta previa y posterior al partido jugado por Boca ante Unión, donde se celebró el título conseguido por el equipo del mellizo Guillermo Barros Schelotto.

Claro que en varios momentos de la tarde-noche en La Bombonera, los hinchas xeneizes se acordaron de River, a quien le dedicaron el campeonato con diversas cargadas. Ahora bien, la burla más bochornosa y agraviante se le ocurrió al propio Ari Paluch, cuando micrófono en mano comenzó a arengar para que todo el estadio cante “el que no salta, se falopeó”, haciendo alusión, claro, a los casos de doping positivo en el que se ven involucrados dos jugadores de River por sendos partidos en la Copa Libertadores.Una vergüenza de esas de las que es difícil volver…

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE