Desde la exposición Argentina Oil & Gas, en la ciudad de Neuquén, Sergio Massa se volvió a imbuir en el marco que rodea al gasoducto Néstor Kirchner, en donde anunció ante los empresarios “grandes y chicos” cuál será la línea dirigencial política con la que intentará dar estabilidad institucional para poder terminar la obra a tiempo, a mitad del año próximo.

Este miércoles Massa había sido el anteúltimo orador del acto que reunió al presidente Alberto Fernández, que cerró, y Axel Kicillof, gobernador de la provincia donde está la ciudad de Saliqueló, destino final de un tramo del gasoducto. Los tres dirigentes expresaron sus ideas sobre el rol y el financiamiento de esta obra estratégica.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Kicillof enfatizó su propuesta de autoabastecimiento para sostener soberanía energética -es decir, garantizar el insumo para la industria y los hogares argentinos y después exportar. Por su parte, el presidente, también se refirió a las tarifas e indicó: “No queremos nunca más que las tarifas en la Argentina estén dolarizadas”. Además, criticó los llamados PPP, proyectos de inversión pública privada que había querido instalar el macrismo y que no tuvieron ningún resultado.

Este jueves Massa se mostró ya en Neuquén, donde nace el gasoducto, junto a Omar Gutiérrez, el gobernador actual del Movimiento Popular Neuquino -un partido provincial que suele acompañar al oficialismo nacional-, el exgobernador Jorge Sapag y el ahora ex secretario de Energía Darío Martínez, quien luego de haber sido reemplazado por Flavia Royón, recaló en YPF, aunque todavía no tiene cargo definido. Martínez es aspirante a candidato a gobernador de la provincia.

Foto: Prensa Economia

Por su parte, la flamante secretaria de Energía habló por primera vez en público desde su asunción y adelantó que la semana próxima iniciará «rondas de conversaciones con todos las empresas, operadores, gremios y las pymes para construir una visión compartida de una política energética sólida y una mirada a largo plazo».

Durante los anuncios de Massa, Pablo González, director de YPF, asentía. González es un dirigente camporista, al igual que el ministro de Interior Eduardo “Wado” de Pedro, quien se suma a la gestión de hidrocarburos. “Hemos tomado la decisión de avanzar, con el Ministerio del Interior, con el desarrollo de un equipo que trabaje el tema hidrocarburos como política de Estado”, dijo Massa con el objetivo de mostrar que las dirigencias cristinista y massista comparten movimientos coordinados en un área que hasta el momento sólo generaba chispazos. “Este sector, estos proyectos, necesitan reglas y estabilidad de largo plazo”, dijo Massa para comunicar previsibilidad en un área atada al largo plazo.

Foto: Prensa Econimia

Por ahora, la definición sobre el rol del sector público y del privado quedó abierta a discusión. “Hemos decidido armar una mesa conjunta para que en las próximas tres semanas tengamos un modelo de contrato único acordado por todos: productores, Estado, entendiendo que tenemos que cuidar el interés público y los recursos del Estado”, informó el ministro.

“Quiero dejarle un anuncio a las pymes que integran la cadena de valor que proveen servicios y asistencia a todo el complejo hidrocarburífero y Vaca Muerta. Hemos unificado las líneas de crédito. En esta decisión de unificar las carteras, unificamos las líneas de crédito en una sola que se llama Crédito Argentino”, dijo Massa. Y adelantó que otorgarán créditos a toda la cadena de valor del complejo de proveedores de servicios de Vaca Muerta, a través de un cupo especial de 30.000 millones de pesos.