Hace casi tres años, el Diario Tiempo Argentino publicaba una nota en la que se contaba que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con Mauricio Macri como jefe de Gobierno, organizó un evento pedagógico en escuelas primarias sobre las Islas Malvinas.

Y uno de los asistentes fue Juan José Gómez Centurión, como ex combatiente, junto a otros nombres ligados a los carapintadas y al nazismo.

Aquí, la nota completa:

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realizó un evento pedagógico con alumnos de escuelas primarias para abordar la Guerra de Malvinas e invitó a disertar a muchos ex combatientes con nulos valores democráticos: la administración macrista convocó a veteranos que participaron de alzamientos carapintadas en los gobiernos de Raúl Alfonsín y Carlos Menem, que vivan a Adolf Hitler en las redes sociales y reivindican la última dictadura militar y a sus genocidas. La actividad fue organizada en conjunto por el Programa Integral de Salud para Ex Combatientes de Malvinas del Ministerio de Salud, la Coordinación de Apoyo de Eventos Pedagógicos y Deportivos dependiente del Ministerio de Educación, el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Seguridad y el CGP N° 3.

Bajo el lema “Jornadas sobre las Islas Malvinas”, la gestión que conduce el alcalde Mauricio Macri realizó una actividad de “arte y cultura”, que se desarrolló entre el 14 y el 16 de abril en el espacio Cultural Julián Centeya, con la intención de que el alumnado comparta “las experiencias personales y la vida social de los ex combatientes a través de muestras artísticas, deportivas y culturales, con el fin de recuperar la memoria colectiva a 32 años de la guerra de Malvinas”. Lo que nunca se aclaró era el historial de los invitados.

Una de las caras visibles de las jornadas fue Juan José Gómez Centurión, director Ejecutivo de la Agencia Gubernamental de Control porteña, dependiente de la cartera de Seguridad, a cargo de Guillermo Montenegro. La participación de Gómez Centurión no fue azarosa: se trata de un ex combatiente que peleó en las islas a las órdenes de Mohamed Alí Seineldín y supo simpatizar con los carapintadas durante su paso por el Ejército (su carrera castrense se inició en 1976 y culminó en 1997). En las diversas fotos de las jornadas que circulan por las redes sociales se observa al funcionario del PRO junto a diversos ex combatientes. Entre ellos se destacan:

*Carlos Szyrkoviec, suboficial del Ejército retirado, quien fue invitado a la actividad como “dibujante”. En su cuenta de Facebook, Szyrkoviec no esconde su adoración por el nazismo. Públicamente, el 20 de abril, el ex combatiente celebró el 125º aniversario del nacimiento de Adolf Hitler a quien “saludó” por su cumpleaños. “Feliz cumpleaños Adolf..!!!”, escribió sin tapujos. Incluso, añadió un link a una nota en la que se le rinde honor y loas a uno de los mayores asesinos de la historia. Szyrkoviec también festeja desde la misma red social a los carapintadas y da rienda suelta a su explícito fascismo. Por ejemplo, posteó una fotografía de una escopeta y acotó: “Herramienta especial para tener a mano en estos tiempos de exterminar zombies morochos…”.

En otras imágenes se lo ve sujetando una ametralladora y mostrando una manopla con cuchillas “para yevar (sic) en la bici y en el semáforo darles con todo a los morochos que dicen,…hey amigo, alta bici no tenes miedo que te la hagan.??….no tenes una moneda amigo..?”. De más está aclarar que apoyó los linchamientos. Szyrkoviec no es el único participante del evento que adora públicamente al Führer. Ernesto Julián Báez, otro invitado al convite malvinenese, utilizó como foto de perfil de su Facebook un gran retrato de Hitler con la esvástica detrás. Al cierre de esta edición, para atenuar su fascismo, tenía una de Seineldín.

*Víctor Villagra y Jorge Cosentino combatieron en el archipiélago austral en 1982 y actualmente trabajan en el programa de Salud para veteranos de guerra del gobierno de la Ciudad. Ambos tienen en común, además de participar en el encuentro gestionado por el PRO, haberse presentado como amicus curiae en defensa de los oficiales y suboficiales argentinos acusados de cometer crímenes de lesa humanidad contra su propia tropa en pleno conflicto bélico. Se trata de denuncias realizadas por ex conscriptos en 2007. Actualmente, la causa judicial se encuentra en la Corte Suprema de Justicia de la Nación esperando definición. Hay 70 imputados por 85 hechos delictivos entre homicidios, abandono de persona seguido de muerte, torturas, amenazas, coacción, lesiones y vejámenes.

*Adrián Campana fue uno de los expositores del evento promovido por la gestión del alcalde Mauricio Macri. Junto a Villagra y Cosentino, invocó a la Asociación Civil Combatientes en Malvinas de Buenos Aires, y se presentó como amicus curiae de sus superiores acusados por violaciones a los Derechos Humanos durante la guerra. Solicitó a la justicia que los hechos denunciados por decenas de ex soldados conscriptos “no sean considerados de lesa humanidad” lo que daría por tierra con el expediente iniciado por sus compañeros.

*Marcelo Alvarado fue otro de los invitados al evento que adhirió como Amicus Curiae de los oficiales y suboficiales denunciados por delitos de lesa humanidad. Alvarado fue detenido en los primeros días de diciembre de 1990 producto de su participación en el cuarto levantamiento carapintada que sacudió al país. De acuerdo al proceso de instrucción de su expediente, actuó en la zona portuaria junto a los Albatros, el grupo comando de la Prefectura.

Su situación procesal quedó establecida el 14 de enero de 1991, después de 42 días de investigación: se lo consideró coautor penalmente responsable de los delitos de rebelión agravada por haber sido cometida por personas con estado militar, asociación ilícita calificada, tentativa de homicidio reiterado –como mínimo 56 oportunidades–, privación ilegal de la libertad con el concurso de amenazas en 5 oportunidades, coacciones, interrupción de los medios de transporte, robo agravado por el uso de armas y en banda en 3 oportunidades una de ellas tentada y daño calificado todos ellos en concurso real. Estuvo tres años en prisión y compartió pabellón con Seineldín en el penal de Caseros.

*Durante la actividad cultural se presentó la banda musical “Grupo Feeed!!” que reivindicó a un represor condenado a cadena perpetua por cometer delitos de lesa humanidad durante el terrorismo de estado: Horacio Losito. El bajista tocó con una remera que tenía estampado el retrato de Losito, quien combatió en Malvinas. El legajo del represor es bastante completo: también participó de los levantamientos carapintadas, donde fue detenido e indultado por Menem. En los Juicios por la Verdad, Losito fue condenado por su rol en la Masacre de Margarita Belén.

*Durante el evento, Gómez Centurión aprovechó para fotografiarse junto a Víctor Hugo Cabrer, militante del grupo nacionalista sentimiento malvinero. En su página de Facebook, Cabrer festejó el 24 de marzo rindiendo tributo al dictador Jorge Rafael Videla. En su cuenta también se lo puede ver homenajeando a Seineldín.

La lista de invitados a las “Jornadas sobre las Islas Malvinas” continúa y en ella se pueden encontrar otros ex combatientes con frondoso historial (no todos; por caso, también fue de la partida el actual técnico del club Independiente y ex combatiente, Omar De Felippe). El interrogante es si estas personas son las idóneas para enseñar a los chicos qué aconteció en la guerra impulsada por un régimen genocida, el mismo que admiran muchos de los invitados por la administración macrista.