Después de ocho meses de rebeldía y de sortear seis citaciones, el fiscal Carlos Stornelli decidió que era el momento de declarar ante la Justicia y se presentará en el juzgado de Dolores del juez Alejo Ramos Padilla. No es ajena a esta resolución el severo dictamen del Consejo Evaluador de la Procuración General, que se inclinó por su remoción ante la extendida rebeldía del fiscal, único caso de la historia judicial argentina. Según el fiscal, estas indagatorias tenían una “clara intención” de removerlo de la causa cuadernos, por eso una vez que fue elevada a juicio, Stornelli aduce que ya puede presentarse a la cita programada a las 11 de la mañana.

Ramos Padilla adelantó que en cuanto Stornelli se presente se levantaría su carácter de “rebelde”. A esto ayudó que el procurador Casal dilatara una determinación sobre el dictamen mayoritario del Consejo Evaluador para darle la oportunidad de que se presente.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Al llegar a su juzgado, Ramos Padilla dijo a la guardia periodística que se enteró por los medios que el fiscal Stornelli iba a presentarse, y especificó que para él “es un acto normal de indagatoria, el ejercicio de un acto constitucional”, asimismo relató que lo primero que hará es “presentarle todos los elementos de prueba” para que luego  “él tenga la oportunidad de expresarse”.

Stornelli está siendo investigado  en varias causas, la más sonada es por supuesta extorsión y espionaje ilegal en complicidad con políticos, miembros del Poder Judicial y de los servicios de inteligencia, el mismo expediente en el que está procesado y detenido el falso abogado Marcelo D’Alessio. Según comunicó, el fiscal llevará un escrito que leerá pero además estará dispuesto a responder las preguntas que le haga el juez.

La causa se inició por una denuncia por extorsión del empresario Pedro Etchebest en la que se le habría requerido medio millón de dólares para desligarlo de la causa “cuadernos”, dinero del que Stornelli sería supuesto beneficiario. Más tarde se sumaron otros ocho casos.

Otra causa que se le sigue es por la sospecha de que Jorge Castañón, ex esposo de la actual esposa de Stornelli, fue espiado ilegalmente por Marcelo D’Alessio a pedido del propio fiscal. Este último debe comparecer la semana próxima. Ya ha pedido declarar como arrepentido, para lo cual el fiscal Juan Pablo Curi debe merituar que su aporte a la causa es lo suficientemente valioso, luego será el juez quien homologará o no su ingreso al programa de testigos protegidos.