El Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) cosechó en el nivel nacional 1,3 millón de votos, un 36% más que en las PASO de agosto pasado. Este resultado implica una serie de avances en lo que respecta a la presencia de esta fuerza política en diferentes instancias legislativas del país. Los referentes del FIT aseguraron desde el bunker del Hotel Castelar que “esta fue la mejor elección del frente, desde su creación en 2011”.

El FIT ponía en juego tres de las cuatro bancas que posee. Al cierre de esta edición, los resultados oficiales indicaban que logró revalidar la banca por la provincia de Buenos Aires y lograr una segunda diputación nacional. En cambio, no logró sostener las bancas por Mendoza y Salta que alcanzó en 2013.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La fuerza de izquierda quedó a una distancia mínima de la posibilidad de sumar otro diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires. Marcelo Ramal, quien encabezaba la boleta, dijo que el destino final de esa banca se dirimirá en el “escrutinio definitivo”.

Así las cosas, Nicolás Del Caño (PTS) y Romina Del Plá (PO) ingresarán al Congreso nacional por la provincia de Buenos Aires, los que junto a Juan Carlos Giordano (IS), conformarán el bloque del FIT.

En la provincia de Buenos Aires, Guillermo Kane (PO) revalidó su mandato en la Legislatura bonaerense.

En Ciudad de Buenos Aires, Myriam Bregman (PTS) y Gabriel Solano (PO) ingresaron a la Legislatura, mientras Nicolás Núñez (IS) tomará parte en la rotación de las bancas.

El FIT realizó, además, una destacada elección en Jujuy, al cosechar el 20% de los votos, constituirse en la segunda fuerza política en la provincia y alcanzar un bloque de 3 a 4 legisladores provinciales. Allí pelea una banca en el Congreso nacional.

La alianza de izquierda logró legisladores provinciales y concejales en Salta, Mendoza, Santiago del Estero, Catamarca y Neuquén.

Respecto del futuro de la fuerza, Ramal señaló que “este crecimiento tiene un enorme valor político porque abre las puertas a otras polarizaciones, no esta farsa y fracasada polarización que intentó el kirchnerismo en el PJ contra el gobierno nacional, sino a una oposición real entre el gran capital y su gobierno y los trabajadores que crecientemente van a encontrar en la izquierda representada acá una alternativa y referencia política”.