Tras haber sido reprimido en los alrededores del Ministerio de Desarrollo Social, el Frente por Trabajo y Dignidad Milagro Sala anunció esta semana que retomará las actividades en la calle. El movimiento, del que forman parte distintas organizaciones territoriales y autogestivas como la Túpac Amaru, Descamisados, Frente de Trabajadores por la Economía Social (FeTraEs), Frente Evita, Solidaridad e Igualdad, Unión Nacional de Clubes, Quebracho y Militancia Popular, lanzó el último viernes la campaña “Si hay miseria, que se note”. Se trata de una serie de acciones que incluirá la participación en la Cumbre de los Pueblos, que tendrá lugar en paralelo a la Cumbre de Presidentes del Mercosur.

El foro diplomático del bloque comercial sesionará entre el 17 de julio y el 21 de julio en la capital de Mendoza. La campaña concluirá con un primer congreso por el el Trabajo y la Dignidad del Frente Milagro Sala, a realizarse el 22 de julio en el anfiteatro del Parque Lezama, CABA.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Vamos a seguir en la calle”, aseguró el coordinador del Frente Milagro Sala, el dirigente de la Túpac Alejandro “Coco” Garfagnini. Una de las propuestas que los miembros del Frente Milagro Sala tomaron como propia es la postulación de Milagro Sala y de Nélida Rojas como presidentas honoríficas de la Cumbre de los Pueblos. Sala está detenida en el penal de Alto Comedero, Jujuy; Rojas también está presa, pero con el beneficio de la prisión domiciliaria.

“Nosotros seguimos manteniendo los cuatro reclamos por los que nos movilizamos al ministerio de Desarrollo Social el miércoles 28 de junio. Queremos que se declare la emergencia alimentaria, tarifas diferenciadas para los clubes de barrio, fábricas recuperadas, cooperativas; la no descooperativización del trabajo y la inmediata restitución de todas las pensiones caídas”, subrayó Garfagnini.

El Frente Milagro Sala también tenía previsto participar de la concentración en la Iglesia de San Cayetano el próximo 7 de agosto, una iniciativa de la Corriente Federal de los Trabajadores. Sin embargo, tras un pedido que le hizo la ex presidenta Cristina Fernández a ese sector de la CGT, es muy probable que esa actividad se suspenda o se postergue para otra fecha.

“Nosotros no vamos a construir ninguna excusa que le justifique al gobierno la estigmatización y el camino de la represión que han elegido para esta campaña. Eso no significa, sin embargo, que vayamos a esconder la miseria que genera este gobierno. Por eso lanzamos la campaña ‘Si hay miseria, que se note’.

La idea es mostrar, de manera creativa, el empobrecimiento, la marginación, el desempleo y la desindustrialización que genera el modelo económico promovido por Cambiemos”, explicó en diálogo con Tiempo Argentino Fernando Gómez, secretario político de Descamisados y al mismo tiempo dirigente del Frente Milagro Sala.

El anuncio del inicio de un plan de lucha, con el cronograma de actividades y la convocatoria al congreso de trabajadores desocupados y cooperativistas del Parque Lezama, se realizó desde la sede de ATE Capital, en la calle Carlos Calvo. Otro de los reclamos del movimiento, una coordinadora que agrupa a distintas organizaciones, está vinculado al cobro de tarifas por parte de las empresas de servicios públicos, sobre todo a los emprendimientos cooperativos.

Al momento de hacer el anuncio, el referente de la Gráfica Patricios (una imprenta recuperada por sus trabajadores) Eduardo Montes, portavoz de FeTraEs, exhibió la última boleta de electricidad que recibió este establecimiento del sector gráfico, ubicado en el barrio de Barracas. La tarifa de luz que recibió la Gráfica Patricios alcanza, según se denunció, una cifra de 181 mil pesos.

“Venimos exigiendo desde hace rato al ministerio de Energía, y ahora al de Desarrollo Social, que se hagan cargo de una situación que pone a los trabajadores de las fábricas recuperadas en la disyuntiva de poner un plato arriba de la mesa o de pagar la factura de luz de la empresa, de la que se tuvieron que hacer cargo cuando los patrones irresponsables los dejaron en la calle”, explicó Montes.