El gobierno nacional aceptó formalmente la renuncia de Adolfo Rubinstein como secretario de Gobierno de Salud, luego de que el ex funcionario dejara su cargo molesto por la derogación de la reglamentación del protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

Así lo hizo a través del decreto 787/2019, publicado en la edición de este martes del Boletín Oficial, donde se le agradece “al funcionario renunciante los valiosos servicios prestados en el desempeño de su cargo”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El texto con la aceptación de la renuncia de Rubinstein, presentada el viernes pero válida “a partir del 25 de noviembre”, lleva las firmas del presidente Mauricio Macri y la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley.

Por el momento, el gobierno no nombró un reemplazante y la Secretaría de Salud quedará acéfala.

“Lamentablemente la derogación del protocolo en el día de la fecha me obliga a renunciar indeclinablemente a mi cargo de Secretario de Gobierno de Salud de la Nación ya que durante mi gestión tuve como una de mis máximas prioridades tanto la protección como la ampliación de los derechos de las mujeres, niñas, adolescentes, las personas con las capacidad de gestar y la comunidad LGBTQ+”, dijo el secretario saliente al presentar su renuncia.

Desde el gobierno habían señalado que Rubistein había actuado de manera “inconsulta”, al publicar esa actualización del protocolo y por eso decidió derogarlo.

Además del secretario, también renunció la directora de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Silvia Oizerovich.

“Con tristeza y sosteniendo el profundo compromiso con la salud pública, presento hoy mi renuncia, a ser efectiva el lunes 25 de noviembre del corriente año”, señaló la ex funcionara, quien consideró que “era necesaria la actualización del protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo (ILE)”.