Unas horas después de que Jeanine Áñez se autoproclamara presidenta de Bolivia, un miembro de su gabinete, el exsenador Arturo Murillo, lanzó una amenaza pública a los ex funcionarios del gobierno de Evo Morales: «Que empiecen a correr, los vamos a agarrar”.

Murillo asumió en el gobierno de Áñez como Ministro de Gobierno y aseguró que el nuevo Ejecutivo irá «a la cacería» de Juan Ramón Quintana, ministro de Presidencia de Evo, y Raúl García Linera, hermano del exvicepresidente Álvaro García Linera.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En diálogo con la prensa, el ex senador responsabilizó a los dos ex funcionarios de estar al frente de las protestas contra el golpe.  «No vamos a permitir una persona más que siga haciendo sedición en el país», manifestó y aseguró que si no quieren ir a la cárcel, deberían dejar el país.

“No habrá persecución a nadie, salvo al que comete delitos. Ese será perseguido», insistió y advirtió: «Aquel que trate de hacer sedición a partir de mañana, que se cuide».