El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, brindó una conferencia de prensa en la que dio detalles sobre cómo continuará la gestión de la pandemia en la Ciudad de Buenos Aires. En ese marco, adelantó que «vamos a seguir con nuestra estrategia sanitaria», ya que «hay un descenso mínimo» de los casos de contagio.

Pese a las 560 personas que fallecieron en las últimas 24 horas y las 39.207 que fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, el jefe de gobierno porteño decidió que el próximo lunes vuelvan las clases presenciales.

Desde el gobierno porteño argumentan que lo anunciado por el Rodríguez Larreta se analizó valorando que las medidas tomadas desde el 22 de mayo detuvieron el crecimiento de casos y que la curva de contagios comenzó a cambiar la tendencia hacia un amesetamiento.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Al mismo tiempo, las autoridades locales reconocen que hay que esperar a que se cumplan 14 días para medir el impacto real de las medidas. Pero más allá de la alta circulación del virus, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires, Larreta determinó que el lunes habrá clases presenciales en los primeros niveles de educación, sistema mixto en los dos primeros años del secundario y mantendrá la virtualidad en el resto de los  niveles secundarios y terciarios.

Los jardines maternales y todas las escuelas de educación inicial, primaria y especial vuelven a las clases presenciales. Desde el gobierno porteño aseguran que son la franja etaria que más necesitan de la sociabilización entre pares y del contacto cara a cara con docentes.

En cambio los estudiantes de primer y segundo año van a retomar el sistema mixto: mitad presencial y mitad virtual. Dado que según el jefe de gobierno de la Ciudad, son los que necesitan la presencialidad para poder adaptarse mejor al comienzo de la secundaria y para evitar que los estudiantes repitan.

El resto de los alumnos y alumnas de la educación media (3ro, 4to, 5to y 6to año) van a cursar 100% en la virtualidad, al igual que las escuelas para adultos, las escuelas terciarias y los Centros de Formación Profesional. Basados en el argumento de que los más grandes son los que tienen más autonomía para aprender y comunicarse en un entorno virtual, siempre que sea por poco tiempo y, además, son los que más usan el transporte público.