El gobierno nacional presentará este miércoles el proyecto de ley que establece un marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial. El acto que encabezará el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, será de manera mixta en el Museo del Bicentenario.

La iniciativa fue trabajada durante estos meses en la cartera productiva. Si bien hay hermetismo respecto a la letra chica del texto, el proyecto tiene como espíritu impulsar la utilización del cultivo exclusivamente con fines de industrialización para uso medicinal e industrial sin meterse con el uso recreativo, cuyo debate en nuestro país sigue generando varias diferencias entre distintos sectores.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En la actividad que se dará en el marco del Consejo Económico y Social, a las 17, participarán, en forma presencial, los ministros de Agricultura, Juan Basterra, Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, y Salud Carla Vizotti. Cerrarán la ceremonia Kulfas junto a Gustavo Beliz, secretario de Asuntos Estratégicos de la presidencia.

De manera remota expondrán: Andrés López, Investigador Independiente del CONICET; Pablo Fazio, presidente de la Cámara Argentina de Cannabis; las diputadas del Frente de Todos Carolina Gaillard, Mara Brawer y la senadora oficialista Anabel Fernández Sagasti. También tomarán la palabra, los gobernadores de La Rioja, Ricardo Quintela y el opositor de Jujuy, Gerardo Morales.

En diálogo con Tiempo Argentino, la diputada Brawer explicó: “Esta ley es un sistema similar a otros países de Latinoamérica como Uruguay y Colombia. Crea una agencia dependiente del Poder Ejecutivo nacional con autarquía técnica, funcional y financiera, para regular cuestiones administrativas, controlar, habilitar lo relacionado con la producción, comercialización, importación y exportación de cannabis medicinal y cáñamo industrial. Esta agencia estará compuesta por varios ministerios”.

“Una vez que esté presentado en el consejo económica y cocial se presentará en la Cámara de Diputados y empezaremos la discusión en comisiones para hacer un proyecto definitivo que llegue rápidamente al Senado”, agregó la legisladora. “No dudo que va a contar con el apoyo de diputados de todos los bloques”.

Brawer impulsó durante 2020 una iniciativa que trabajó junto al Ministerio de Agricultura que proponía impulsar el cultivo y el desarrollo productivo del cáñamo, industrial y hortícola. Se trata de la variedad de la planta de Cannabis que tiene escaso contenido de la sustancia THC, menos del 1%, por lo que no resulta psicoactiva, es decir, considerada estupefaciente en los términos de la Ley Penal.

Según fundamenta el proyecto, en la actualidad hay muchas utilidades diferentes para el cáñamo y sus derivados. Se puede producir textiles (ropa, zapatos, zapatillas, carteras, pañales); también fibras técnicas, refuerzo para concreto, moldeo por compresión y autopartes para la industria automotriz, reemplazo para fibra de vidrio, reemplazo, refuerzo y rellenos para plástico, cuerdas, aislantes sonoros y térmicos. Se pueden hacer  materiales de construcción, ladrillos, aislantes, aglomerados, productos para absorción, acrílicos y reemplazos de madera, y celulosa para papel, cartón o envoltorios.

El proyecto viene a cumplir con un anuncio que realizó el presidente de la Nación, Alberto Fernández, el pasado primero de marzo en el marco de la apertura de sesiones ordinarias. Mencionó que el Poder Ejecutivo enviaría este año al Congreso un proyecto que unifica el desarrollo del cannabis medicinal y cáñamo para uso industrial.“El cannabis tiene propiedades de gran utilidad con fines medicinales e industriales. La industria mundial del cannabis medicinal triplicará su volumen de negocios en los próximos 5 años”, auguró Fernández en su discurso de apertura de sesiones ordinarias en el Congreso este año.