El error que no es un error. El gobierno nacional mostró sus verdaderas intenciones al apelar la cautelar del 7 de julio que ordenaba reestablecer en un plazo de ocho días el pago de pensiones por discapacidad rehusándose a cumplir con la medida judicial. Ahora, la Justicia tiene sólo dos caminos, debe arbitrar si mantiene el amparo colectivo presentado hace dos semanas por el frente 1País o si acepta la presentación del gobierno.

En el fallo apelado, la jueza federal de la Seguridad Social Viviana Piñeiro intimaba al Poder Ejecutivo Nacional para que «arbitre las medidas necesarias tendientes a restablecer su pensión no contributiva y la de todos aquellos beneficiarios afectados por la suspensión.» Es decir, resolvió restituir todas las pensiones por discapacidad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Conocida la apelación, Malena Galmarini, esposa de Sergio Massa, apuntó al gobierno por esta presentación: “Ya no es un ‘error’, es una decisión política, no les interesan las personas con discapacidad, ni los trabajadores, ni los jubilados, ni los pobres. Es un gobierno para ricos que quieren ser más ricos», expresó

Sergio Massa, por su parte sostuvo que el «el presidente (Mauricio Macri) se muestra preocupado en videos en redes sociales, pero poco le preocupa la calidad de vida de 70 mil familias, al momento de cortar más pensiones». Y agregó que «discriminan al más vulnerable solo por ser vulnerable» e identificó los objetivos sociales detrás del accionar del gobierno: “lo hacen con los trabajadores, los pobres, los jubilados y las personas con discapacidad”.