A nueve días de la desaparición de Santiago Maldonado, las operaciones de prensa no cesan y la investigación oficial no arranca. Sergio, uno de sus hermanos, a quién visitaba en El Bolsón, salió a desmentir las versiones que circulan por los medios que ubican al joven desaparecido en Entre Ríos.

El miércoles el camionero Pedro Miño, de 73 años, declaró en la comisaría de Hernandarias que había llevado el domingo alrededor de las 10 de la mañana a un joven que le hizo dedo sobre la ruta nacional 12, a la altura del puente Zárate-Brazo Largo, y lo trasladó hasta un parador del municipio de Ceibas, también en Entre Ríos. A esto se sumó un video que muestra a un joven con barba y rastas en un local de Gualeguaychú, la inconsistencia radica en que el video es del viernes, por lo que la línea temporal es contradictoria. Además, el jueves Sergio Maldonado en declaraciones a radio El Mundo descartó que el joven que aparece en el video fuera su hermano y expresó que “lo del video y lo del camionero es para desviar el foco de la atención: hay testigos y quiero creer que se va a destapar la verdad”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además, Sergio se refirió a la indiferencia de los funcionarios del gobierno nacional respecto de la familia y destacó una discrepancia fundamental respecto de la investigación, ya que no se lo estaría buscando a partir de las denuncias de desaparición forzada sino sólo como persona extraviada: “Después ocho días y medio nos encontró (el secretario de Seguridad Nacional, Gerardo) Milman y nos explicó todos los procedimientos que están realizando. Lo que sucede es que los están buscando como persona extraviada y nosotros hablamos de desaparición forzada de persona”.

Mientras tanto la Justicia federal allana el Escuadrón 36 de Gendarmería Nacional en la localidad chubutense de Esquel, donde estarían los vehículos que intervinieron en el operativo represivo de gran escala, participaron alrededor de cien gendarmes, en el marco del cual desapareció Santiago Maldonado. A nueve días del hecho, la medida llega tarde, especialmente porque hace al menos dos días hay denuncias respecto de que esos vehículos fueron limpiados sino también que algunas fajas estaban rotas.