“Ayer fui al cajero a retirar plata y veo que le habían hecho un pago de $279,45 por la navegación”, contó en diálogo con radio la Red la esposa de uno de los 44 tripulantes del ARA San Juan que pidió preservar su nombre y exigió al ministro de Defensa, Oscar Aguad, “que diga por qué se les pagó eso”.

“Siempre se les ha pagado miserias por las navegaciones. Te parece que tanto tiempo arriesgando su vida, que perdieron su vida por 300 pesos. ¿Eso es lo que valemos?”, manifestó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese contexto, la mujer aseguró que el estado del submarino no era apto para iniciar el recorrido. “No voy a decir quién soy pero sé muy bien lo que pasó antes de zarpar. Quiero que muestren las pruebas que se hacen las 48 horas antes. Nosotros queremos verlas porque sabemos que no estaba apto”, sostuvo.

“No quería que navegara, él tenía que estar conmigo. Le pedí por favor que no vaya, era un suicidio ir a esa navegación. Yo le rogué”, dijo y agregó: “Él no me hizo caso porque quería estar con sus compañeros, todos sabíamos que era un suicidio que tarde o temprano iba a pasar”.

En diálogo con Luis Novaresio, reclamó que “por favor no suspendan la búsqueda” de los sobrevivientes. “Nosotros no los damos por muertos, puede haber una esperanza de vida todavía”, señaló y pidió al gobierno nacional y a las autoridades de la Armada que “den la cara”.