La líder de la Coalición Cívica y cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, vivió un intenso fin de semana, tras haber sido denunciada el viernes por haber incumplido la cuarentena. Según la denuncia del abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, Carrió violó los artículos 205 y 239 del Código Penal, al celebrar su cumpleaños con 70 invitados.

Sánchez Kalbermatten expresó que en esa oportunidad “se violó el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 1.033, que se refería al Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) y al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO)”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Tras las repercusiones, Carrió habló en Radio Mitre y expresó deseos de irse del país, ante la “vergüenza” que sintió, aunque aclaró rápidamente que no lo hará.

“Como ciudadana, a aquellos que dicen que no quieren vivir en la vergüenza y la mentira que se vive en este país, y a mí me han dañado mucho, lo acepté como parte de la vida política, pero ayer lloré porque yo cumplí absolutamente todo”, se defendió Carrió.

De cualquier modo, aclaró: “No me voy a ir, voy a seguir luchando, pero tuve la sensación de irme” y agregó: “Si alguien cumplió estrictamente la cuarentena dictada por el Gobierno fui yo”.

La cofundadora de Cambiemos explicó que el festejo de su cumpleaños fue “al aire libre, había gente de 80 años, no fue un cumpleaños de políticos, lo hice consultando con el intendente de Capilla del Señor y todos vinieron testeados”.

“El cumpleaños fue público, hubo fotos en todos los diarios, así que no se blanqueó ninguna situación”, indicó quien había sido muy crítica del presidente Alberto Fernández cuando se conocieron las imágenes del cumpleaños de la primera dama, Fabiola Yáñez.

Una de las críticas más fuertes a la celebración de Yáñez fue la del diputado Mario Negri, quien habló incluso de juicio político. En ese sentido, la diputada nacional del Frente de Todos por Córdoba, Gabriela Estévez, aseguró “está muy bien que se le pida ejemplaridad al Presidente”, pero advirtió que “es una burla” que eso “se lo exija” el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, “quien fue a la fiesta de cumpleaños” de Carrió.

Otro que destacó la “doble vara” de la oposición fue el jefe de gabinete Santiago Cafiero. “Todavía no escuchamos las disculpas ni de Carrió, ni de Negri, ni de Santilli, ni de Larreta por participar de un evento social no permitido”, advirtió Cafiero en declaraciones a Radio 10.

En el mismo sentido, afirmó que “nosotros nos equivocamos y pedimos disculpas” y sostuvo que “ahora estamos esperando las disculpas de todos ellos que hicieron una fiesta con mariachis incluidos”.

Finalmente, este lunes, Carrió realizó un posteo en redes sociales, en el cual compartió la lectura del “santo evangelio según san Mateo 23, 13-22”.