A las 8.06 del 2 de agosto de 2018, un escape de gas provocó la explosión que mató a la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez, quienes cada día eran los primeros en llegar a la Escuela N° 49 de Moreno para preparar el desayuno de los alumnos.

Hoy, a dos años de aquella tragedia evitable, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, aseguró hoy que “nuestro compromiso tiene que ser para que nunca más ocurra lo que ocurrió en esta escuela con Sandra y Rubén. Tenemos la obligación de guardar lo que ocurrió en la memoria porque es la única manera de garantizar que estas cosas no vuelvan a pasar”, dijo el ministro durante su alocución.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE
Trotta participó de un homenaje realizado por familiares y amigos de ambos docentes en el propio colegio donde perdieron la vida. Del acto realizado en la esquina de Félix Azara y Casimiro Davaine, participaron también los diputados nacionales Máximo Kirchner y Walter Correa, la directora general de Educación de la provincia de Buenos Aires Agustina Vila; la intendenta de Moreno Mariel Fernández; y el secretario general del Suteba, Roberto Baradel, entre otros. En esa esquina, el muro perimetral tiene pintada una gigantografía con los rostros sonrientes de Sandra y Rubén, lugar que fue elegido también para realizar una ofrenda floral.

“Vamos a seguir trabajando no solo para que las escuelas tengan lo que tengan que tener, para garantizar las condiciones edilicias y de seguridad, sino también para que esto que pasó tenga presencia en nuestras aulas, que los chicos sepan lo que ocurrió, lo que fue y es el testimonio y el compromiso de las maestras y maestros, mucho más en un momento difícil como este”, agregó.

Por su parte, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, utilizó sus redes sociales para afirmar que “la ausencia irresponsable del Estado generó una deuda enorme con las y los bonaerenses, honrar esa deuda es nuestro mejor homenaje a Sandra y Rubén”.

En eses sentido, el primer mandatario provincial recordó que “desde el primer día”, su gestión asumió “el compromiso de poner a la infraestructura escolar como prioridad”.

“Nunca más desidia y ajuste. Nunca más un Estado ausente, que no escucha y abandona a sus docentes y a sus niños/as. Sandra y Rubén están presentes en nuestros corazones todos los días. Son ejemplo de compromiso y solidaridad”, escribió en su cuenta de Twitter Roberto Baradel.