El PJ bonaerense salió hoy en defensa de Axel Kicillof luego de que legisladores y referentes de la Coalición Cívica aseguraran en un comunicado por los 100 días de la cuarentena que es “el gobernador argentino que peor manejó la crisis del coronavirus”.

El respaldo del Justicialismo, liderado formalmente por el intendente Gustavo Menéndez (Merlo), llegó a través de otro comunicado en el que el peronismo señaló que las acusaciones “sólo provocan vergüenza ajena”. Y que desde las filas de la ex diputada Elisa Carrió buscan “instalar falsedades propias de las campañas sucias”.

La Mesa Provincial de la CC-ARI había asegurado ayer en un documento firmado por legisladores nacionales y provinciales que Kicillof “dilapidó cien días de un esfuerzo colosal de los bonaerenses” y que su manejo de la pandemia fue “infausto”. También apuntaron que los contagios se aceleraron por “no tener una estrategia de testeos masivos ni rastreo y aislamiento de contagios estrechos” y que el gobernador “centró las decisiones en su entorno sin consultar a especialistas”.

Ya en el final, los “lilitos” le reclamaron a Kicillof que “no sea necio” y que “convoque a una gran mesa plural para planificar una salida estratégica y planificada del aislamiento”. El documento fue firmado por los legisladores nacionales Santiago Espill, Marcela Campagnoli, Mariana Stillman, Javier Campos y Mónica Frade; y los diputados y senadores provinciales, Maricel Etchecoin Moro, Elisa Carca, Andrés De Leo, Carolina Tironi y Luciano Bugallo.

El PJ retrucó a cada punto del comunicado de la CC-ARI. Repasó las medidas tomadas por Kicillof desde marzo hasta ahora. Apuntaron que el mandatario del Frente de Todos se abocó a “aunar voluntades y a trabajar con todos más allá de los colores partidarios”, mencionando especialmente el trabajo coordinado con el presidente y con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Además las autoridades detallaron las 126 obras de infraestructura hospitalaria, la compra de equipos de protección para el personal de salud; la ayuda financiera a los 135 municipios por 12.700 millones; la asistencia a sectores vulnerables; los créditos del BAPRO, el aplazo de los vencimientos impositivos y los miles de testeos a personas sospechosas de COVID-19, entre otras medidas.

“Estamos orgullosos de Axel, quien con hechos superadores demuestra que está a la altura de las circunstancias”, señalaron en el comunicado. Luego agregaron que “algunos opositores quedarán a un costado mascullando infamias. Nosotros hemos decidido avanzar con Perón que aún nos guía”.

Fase 1


En la previa a la cuarentena dura que arranca mañana, Kicillof se reunió hoy por videoconferencia con intendentes del AMBA para ultimar detalles de la Fase 1 que se extenderá hasta el 17 de julio en el Área Metropolitana. 

“La intención de una cuarentena más fuerte es frenar los contagios. El diagnóstico es que hay una situación no solo de crecimiento sino de dispersión de la enfermedad en el primer cordón del conurbano y entrando en el segundo”, remarcó Kicillof y agregó que el objetivo es “aplanar o reducir la curva y parar el crecimiento exponencial”.

El ministro de Salud, Daniel Gollán, detalló que “se están encarando tres ejes de acción: buscar la reducción de la cantidad de contagios, mejorar la disponibilidad de camas de diferentes niveles de complejidad y luego el desarrollo de alternativas terapéuticas que cambiarían el perfil de la pandemia”. 

Por último, Kicillof señaló que a lo largo de estas dos semanas se profundizarán el seguimiento de casos y los testeos en cada uno de los municipios del Conurbano. “Estamos trabajando coordinadamente, Nación, Provincia, municipios y Ciudad para que todos se queden en sus casas”, agregó Kicillof y concluyó: “Es un gran esfuerzo el que tenemos que hacer estos días, mientras seguimos profundizando los mecanismos de seguimiento, testeo y aislamiento en cada uno de los municipios”.