El gobernador Axel Kicillof recorrió este martes las obras de construcción del Jardín Maternal N° 1 del distrito de Lobería, donde la Provincia de Buenos Aires invertirá un total de 47 millones de pesos. El establecimiento contará con 500 metros cuadrados. Lleva un avance superior al 40% y forma parte del plan «Escuelas a la Obra» por el que ya se inauguraron 73 nuevos edificios escolares, cinco de ellos en las últimas dos semanas.

El jardín de Lobería forma parte del plan de infraestructura educativa que lleva adelante el gobierno provincial desde enero de 2020. El programa fue lanzado antes de la pandemia con el objetivo de mejorar las condiciones edilicias de las escuelas, que sigue siendo el principal reclamo de gremios docentes, padres y alumnos. Se proyectaron 5700 obras en total y hasta ahora se completaron 3900. Hay de todo: desde trabajos de gas, electricidad y filtraciones hasta ampliación y apertura de nuevos edificios. Según la Dirección General de Cultura y Educación, se inauguraron 73 nuevos edificios, 30 pertenecen a jardines de infantes.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En las últimas semanas, se inauguraron cinco nuevas escuelas y jardines. El jueves pasado se cortó la cinta en la Escuela Secundaria N° 39 de Pilar. El nuevo edificio cuenta con seis aulas y le permitirá estudiar a 232 alumnos y alumnas del barrio Carabassa de ese distrito que cursaban en un anexo de otra secundaria emplazado en un establecimiento lindero. La inversión fue de 119 millones de pesos. Hay otras 11 nuevas escuelas proyectadas en ese municipio: 9 secundarias y una primaria.

«Después de cuatro años de promesas incumplidas, hemos venido a hacer algo distinto: no prometimos esta escuela, sino que dijimos que la educación iba a ser nuestra prioridad y lo estamos cumpliendo», dijo Kicillof durante el acto de apertura, junto al director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, y el intendente local, Federico Achaval.

Un día antes, en Monte, se inauguró el nuevo edificio del Jardín de Infantes N° 910, con capacidad para 50 niños y niñas de 3 a 5 años, y en Cañuelas quedó formalmente abierto el Jardín N° 919, con una matrícula de 120 alumnos de nivel inicial y de sala maternal. En este último caso, la obra había sido paralizada a fines de 2015 pese a tener un 70% de avance. La construcción fue retomada en 2021 con una inversión de 23 millones de pesos.

El 29 de abril se abrió el Jardín de Infantes N° 903, en el municipio de Pila. Las obras había comenzado en 2018 y luego se paralizaron. El jardín cuenta con tres salas principales y una matrícula de 60 alumnos y alumnas, con espacio para llegar a 200 chicos y chicas.

En Salto se abrió el primer jardín maternal público del distrito. Al dejarlo formalmente inaugurado, el pasado 27 de abril, Kicillof precisó que la obra se inició durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y que, «como tantas otras que estaban a punto de terminarse, no se concluyeron».

«El edificio pudo haberse inaugurado, pero era una cáscara vacía: no se presentaban los cargos para nombrar a directivos, maestros y auxiliares”, añadió. Es que, durante cuatro años, las instalaciones fueron utilizadas con otros fines. Recién en diciembre de 2021 se dictó un acto resolutivo que permitió la creación del Jardín Maternal nº 1 y la designación del personal directivo, docente y auxiliar.