Al encabezar en la Facultad de Derecho el acto en conmemoración por los 200 años de la UBA, Alberto Fernández definió a esa casa de altos estudios como la “prueba ejemplar de cómo se puede construir una sociedad con una escala social ascendente. Pensar la educación como un bien público nos ha distinguido en el mundo” dijo el presidente y ponderó que la sociedad argentina puede “crecer en la pluralidad” gracias al rol del Estado en materia de servicios.

El mandatario brindó su discurso en su condición de presidente y de egresado de esa institución, por lo que definió a la UBA como un “lugar magnífico donde se puede encontrar respeto en la diversidad y pluralidad en grado extremo”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Somos una sociedad distinta que puede crecer en la pluralidad, diversidad y el respeto porque la educación pública existe”, subrayó Fernández y añadió que “eso es porque alguien, hace 200 años, fundó nuestra querida UBA”, sostuvo Fernández.

Como parte de su discurso, el presidente elogió el trabajo de Domingo Faustino Sarmiento y Juan Bautista Alberdi por la educación pública y pidió “rescatarlo en nuestra memoria”, además de destacar la gratuidad universitaria que instauró el gobierno de Juan Domingo Perón en 1949 porque “eso permitió que los hijos de los obreros pudieran estudiar”, dijo.

Del acto participaron el rector de la institución, Alberto Barbieri, y el presidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires, Ramiro Fernández Sarraf. Durante la actividad, conducida por los periodistas Luciana Rubinska y Marcelo Bonelli, se entregaron distinciones a 200 personalidades destacadas de la universidad pública y se realizó un show artístico a cargo de la cantante Elena Roger y el sexteto Escalandrum.